Blas Acosta cifra las pérdidas turísticas en 3.800 millones

21/04/2020

El Cabildo celebra hoy el primer pleno después del inicio del estado de alarma para pagar a proveedores y habilitar dos millones más de emergencia social. En el primer mes de aislamiento ha entregado 11.805 kits de ayuda

Sobre la industria turística de Fuerteventura, la primera y casi única fuente de riqueza, lloverán unas pérdidas de unos 3.800 millones de euros. Son las cifras que maneja Blas Acosta, presidente del Cabildo y máximo responsable del Patronato Insular de Turismo, sobre los efectos del cierre de hoteles, restaurantes, alquiler de coches y otros negocios relacionados con el turismo a consecuencia de las medidas de restricción derivadas de la pandemia.

El primer mandatario majorero se basó ayer -en su quinta comparecencia desde el inicio del estado de alarma- en un estudio realizado cuando nadie se podía imaginar el actual horizonte de conexiones aéreas, sólo dos vuelos y con Gran Canaria al día, y de camas turísticas vacías. Ese estudio arrojó unas pérdidas entre 1.300 y 1.500 millones de euros por año, pero el coronavirus ha dejado cortas esas previsiones, según los datos que maneja Acosta que recuerda que más de 11.000 trabajadores del sector turístico están afectados por los ERTE a los que se han tenido que acoger unas 1.300 empresas sólo en las primeras semanas del estado de alarma. Es decir, que aún faltan otros trabajadores y empresas por añadir a esta lista de la crisis.

Primer pleno tras la alarma

Hoy mismo, el Cabildo celebra su primer pleno después del inicio del estado de alarma para aprobar dos medidas con las que enfrentarse a las consecuencias del Covid-19: la modificación de créditos por valor de dos millones de euros para suplementar las ayudas sociales insulares desde que se inició la crisis: y el pago de unas 1.300 facturas a proveedores por valor de unos 200.000 euros que están esperando como agua de mayo las pymes majorera para hacer frente a sus facturas y no tener que echar el cierre.

Sobre las ayudas sociales, que el Cabildo vertebra en dos categorías (alimentos y medicamentos), Acosta aseguró que en este primer mes ha concedido 11.805 ayudas económicas para ambos conceptos: unas 9.000 para adultos y unas 1.000 para niños. «Desde el primero momento, este Cabildo anunció que no íbamos a dejarlos solos».

Padilla se vuelca con el campo

Papas y verduras. La cadena majorera de supermercados Padilla se ha volcado con el campo majorero al comprar unos 116.000 kilos de papas y verduras a los agricultores desde que comenzó la crisis.

Huevos de Adisfuer. El presidente Blas Acosta también destacó que estos supermercados majoreros han comprado parte de la producción de la granja avícola de Adisfuer en Casillas del Ángel. Este centro especial de empleo se quedó sin clientes tras el cierre de los hoteles de Corralejo, Jandía y El Castillo.

3.000 actas de sanciones. El Cabildo lamentó que en este primer de confinamiento se han interpuesto más de 3.000 sanciones administrativas por incumplimiento del estado de alarma. «Apelo la responsabilidad de todos par que no juguemos con la salud de los ciudadanos y nos quedemos en casa».

Más de 700 pruebas PCR. Sanidad ha realizado esa cantidad de test a la población con síntomas, lo que arroja una cantidad muy baja de contagiados en Fuerteventura, confirmó Acosta, que descartó que, a la vista de esta escasa incidencia, la isla pudiera iniciar la desescalada antes que otros lugares y que, en todo caso, es una decisión del Estado.