Asofuer ataca a Podemos por renunciar al proyecto de Tindaya

09/09/2019

La patronal turística echa en falta que el resto de partidos se pronuncie sobre la polémica. Briansó obvia «el sentir de gran parte de la población» y el interés general turístico de la isla

Catalina García / Puerto del Rosario

La renuncia de Unidas Podemos al proyecto ideado por Eduardo Chillida para la montaña de Tindaya ha levantado ampollas en la patronal turística majorera. Asofuer echa en falta la opinión del resto de partidos políticos del Cabildo y crítica «con dureza» a Andrés Briansó, consejero de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo por la formación morada, por no tener cuenta «el sentir de gran parte de la población».

Resulta hasta «peligroso». a entender de Antonio Hormiga, presidente de Asofuer, que el consejero de Podemos rechace el proyecto monumental atendiendo únicamente a los criterios que establece su formación política, Unidas Podemos, y no «el interés general de una sociedad cuya principal actividad turística se centra en el turismo». El presidente de los hoteleros destaca que el proyecto Montaña Tindaya es «estratégico para fomentar el turismo cultural y de calidad y fundamentado en criterios de sostenibilidad que son los que permiten conjugar el respeto a la naturaleza y el medio ambiente y el desarrollo socioeconómico del entorno».

Por eso, desde Asofuer se invita a reflexionar «de forma pausada» sobre la idoneidad de continuar con el proyecto que tiene como doble objetivo «dar a conocer al mundo esta montaña sagrada de los mahos y convertirla en monumento a la tolerancia con el respaldo de un escultor de la talla de Eduardo Chillida que, por suerte para Fuerteventura, tuvo la visión de erigirla en nuestra tierra ideando una asombrosa obra de arte que precisa de un grandioso proyecto de ingeniería».

La patronal turística hace hincapié en la relevancia del proyecto para fomentar la apuesta de cambio del modelo socioeconómico de Fuerteventura «porque destinos de sol y playa hay muchos y, por desgracia, a unos precios contra los que no podemos competir». De ahí que el máximo responsable turístico Antonio Hormiga apremie a la sociedad y al Cabildo a definir «un futuro de oportunidades para nuestras generaciones venideras o volver a la Fuerteventura de hace treinta años, sin turistas, sin vecinos procedentes de otros lugares de la península y del mundo y sin progreso».