Arroyo: «Nadie me dijo que tenía que cesar como alcalde»

06/02/2019

Apela a una resolución de la Delegación del Gobierno que le habría avalado para continuar en el sillón municipal, pese a que la Junta Electoral ya había remitido la credencial del concejal sustituto

Los juzgados de Majada Marcial acogieron ayer el juicio de la Audiencia Provincial de Las Palmas contra Domingo González Arroyo por usurpación de funciones en la alcaldía de La Oliva y coacciones, delitos presuntamente cometidos en torno a diciembre de 2015. Arroyo no contestó al Ministerio Fiscal; sí a su abogado, quien le preguntó si era conocedor de que la sentencia que le inhabilitaba «no era necesario que fuera firme para que tuviera efecto», o bien si pensaba que esa sentencia «debía adquirir firmeza»: «A mí no se me notificó la sentencia personalmente, entonces yo creí que estaba obrando dentro de la más estricta legalidad», dijo Arroyo.

También le preguntó si, una vez que a instancias de varios ediles el propio Arroyo convocó un pleno para tomar en conocimiento la sentencia de inhabilitación, alguien le dijo que desde de ese momento dejaba de ser alcalde: «Nosotros no tomamos en consideración esa sentencia y solamente lo que hicimos fue darnos por enterados y nadie me dijo ni lo más mínimo, ni antes ni después, que tenía que cesar».

Arroyo se refiere al pleno del 24 de noviembre de 2015 en el que se tomó en conocimiento la sentencia que lo inhabilitaba. Pero no sería hasta el 17 de diciembre cuando llega al Consistorio la credencial del nuevo edil del PPMajo que le sustituiría, Rafael Benítez, remitida por la Junta Electoral; a partir de ese día, según testigos, Arroyo desapareció unos días del Consistorio, si bien él mismo aseguró ayer que «nunca» llegó a enterarse de que había llegado esa credencial. Pero el día 22 Arroyo regresa al Consistorio proclamando que él era el alcalde y que había una resolución que lo confirmaba: «El señor delegado del Gobierno comunica que yo no estoy cesado y que me cesen», explicó Arroyo. A este último punto parece agarrarse la defensa de Arroyo.

Dicha resolución instaba al Ayuntamiento a llevar a pleno la toma en conocimiento de la inhabilitación de Arroyo, algo que, sin embargo, había tenido lugar un mes antes. No sería hasta finales de diciembre, después de un segundo pronunciamiento de la Delegación del Gobierno aclarando que Pedro Amador era el alcalde legítimo en funciones, que Arroyo se decidiera finalmente a abandonar el despacho de alcaldía a instancias de efectivos de la Policía Local.

En calidad de testigos declararon ayer el exalcalde Pedro Amador, que sustituyó en funciones a Arroyo; el exportavoz de Votemos La Oliva, Álvaro de Astica, quien junto a otros ediles solicitaron el pleno extraordinario del 24 de noviembre de 2015 para tomar en conocimiento la inhabilitación de Arroyo; la secretaria en funciones en aquella época, Rosa Delia Cabrera; el portavoz del PP, Claudio Gutiérrez; y varios policías locales.

Amador explicó que a Arroyo se le comunicó que no era alcalde el 18 de diciembre de 2015, un día después de que llegara la credencial del edil sustituto. Pero que el 22 de diciembre Arroyo se presentó en el Ayuntamiento diciendo que él era el alcalde y que llegó a firmar decretos, resoluciones de cese y amplió competencias de ediles; el concejal que debía sustituirle aún no había tomado posesión. En todo caso, de las declaraciones de los testigos se extrae que durante algunos días hubo confusión entre los funcionarios municipales sobre quién era el alcalde.

Cronología de un circo

El 24 de noviembre de 2015, hubo un pleno para tomar conocimiento de la inhabilitación de Arroyo. El 17 de diciembre, la Junta Electoral remite la credencial del edil sustituto. El 22 de diciembre, Arroyo apela a una resolución de la Delegación del Gobierno para atrincherarse como alcalde. El 23 de diciembre, Amador intenta convocar un pleno para que el edil sustituto tome posesión, pero han cambiado la cerradura del salón de plenos. A finales de mes, Arroyo da su brazo a torcer cuando la Delegación del Gobierno confirma que Pedro Amador es el alcalde en funciones.