Nuevos cultivos

El maracuyá se abre al mercado

10/03/2018

El maracuyá no es una fruta nueva en Canarias, pero sí en sus mercados. Llegó a las islas con los emigrantes retornados y raro es el jardín de alguno de ellos en los que no haya una planta de esta fruta subtropical a la que más comúnmente se conoce como parchita. Desde hace unos años ya se ve en los mercados y pero ahora, desde el ICIA, se le quiere dar un nuevo impulso.

ETIQUETAS:

Conocida como maracuyá, parchita o fruta de la pasión, esta fruta tropical es bien conocida en Canarias y raro es la huerta o el jardín donde no haya una planta sembrada. Sin embargo, hasta hace poco ni se cultivaba ni se comercializaba de manera convencional en Canarias. El interés del consumidor por esta fruta ha provocado que en los últimos dos o tres años se pueda ver ya en los mercados y los lineales de los supermercados.

Llegar hasta ahí ha costado años de investigación y de trabajo para que los agricultores vieran su cultivo rentable y buena parte de responsabilidad ha sido del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) que ha sido capaz de lograr que los productores se interesaran por este cultivo. Además de las fincas experimentales que el ICIA tiene en Tacoronte, Güímar y Guía de Isora (en Tenerife), el departamento de Fruticultura Tropical, que dirige Juan Cabrera, ha logrado crear una red de fincas colaboradoras para profundizar en las investigaciones que llevan a cabo y, sobre todo, para lograr material vegetal con el que garantizar el cultivo.

Los esfuerzos del ICIA están centrados, explica Cabrera, en mejorar las técnicas de propagación, tanto en lo referente a la obtención de mejores semillas, propias y de los agricultores, como en la técnica de esquejes (la denominada asexuada) que no es, dice, «un semillero clásico».

Además, se está probando a cultivar a diferentes altitudes y zonas de las islas con el objetivo de lograr una producción estable y de buena calidad a lo largo de todo el año [a Canarias no pueden entrar más frutas subtropicales que las que se cultivan en las propias islas]. Igualmente insiste en que la mejora en las técnicas de producción abarata costes para el productor y para que consumidor.

En Gran Canaria y Tenerife hay unos ocho agricultores produciendo entre 20.000 y 40.000 kilos de maracuyá al año y otra veintena de pequeños productores. El maracuyá ya produce al año de sembrarse.