Entrada de polvo en suspensión

El fuerte viento expulsa la calima

07/12/2017

Las rachas de viento del este fueron tan intensas en las últimas horas que terminaron por alejar el polvo en suspensión más allá del archipiélago. Ayer, la concentración de la calima era baja en las islas más orientales y algo superior en las más occidentales. Ese mismo viento seguirá soplando con rachas fuertes hasta el sábado.

Carlos S.Beltrán / Las Palmas de Gran Canaria
ETIQUETAS:

La predicción meteorológica no es una ciencia exacta y por suerte volvió a quedar demostrado ayer con el incumplimiento de los modelos predictivos en cuanto a la entrada de polvo en suspensión en las islas. La intensidad alcanzada a últimas horas del martes y que ayer se preveía que fuese a más, sobre todo en las vertientes del sur de las islas más orientales, fue afortunadamente el pico máximo de este episodio, el número 34 del año, de la llegada de tierra.

Y es que la intensidad de las rachas de viento del este terminó por alejar el polvo en suspensión que salió de golpe del norte de África más allá de las islas, abandonándolas por el sur y el oeste. Así, ayer los cielos en la provincia de Las Palmas amanecieron más azules de lo previsto mientras en la de Santa Cruz de Tenerife el polvo estaba un poco más presente. En ambos casos, lejos de lo inicialmente previsto.

Finalmente no se alcanzaron las concentraciones de partículas PM10 de 500 microgramos por metro cúbico.

Previsión

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene para este jueves y viernes una baja probabilidad de calima en el sur del archipiélago. Lo que sí se mantiene igual es la previsión de fuertes rachas de viento del este, que continuará al menos hasta la primera mitad del sábado, cuando está previsto que role a componente nordeste, aunque el cambio solo durará medio día, ya que está previsto que vuelva a componente este durante la tarde del sábado.

La intensidad del viento será especialmente significativa en costas norte y sur de las islas de mayor relieve, y en las costas del sur de Fuerteventura.

No será hasta el domingo cuando las rachas de viento del este, que pueden ser puntualmente fuertes, den paso al alisio. Este cambio vendría acompañado de mayor nubosidad y de alguna lluvia débil en el norte.