Atestados de la Policía Local, sin medios

17/06/2019

La Sección Sindical de CC OO en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria quiso hacer pública su denuncia sobre las malas condiciones en las que, según su comunicado, trabajan los integrantes de la Unidad de Atestados de la Policía Local.

La queja del sindicato mayoritario dentro del cuerpo municipal abordó problemas materiales y de plantilla para explicar las dificultades que sus agentes están sufriendo para desarrollar su labor.

Una de los aspectos en los que se pone más énfasis en la denuncia es en que la Unidad realiza al año unas 3.000 actuaciones en accidentes así como más de 1000 intervenciones que acaban en el juzgado con juicios rápidos o trámites con detenidos, y que ante este escenario cuentan con «programas informáticos desfasados para registros de documentos, atestados, para realizar los croquis de los accidentes», un hecho que imposibilita la coordinación con otros cuerpos y entidades de seguridad.

Además, en este punto, destacan que sus instalaciones carecen del mobiliario adecuado para realizar tomas de declaraciones a detenidos o para atender a cualquier ciudadano en las gestiones que acudan a realizar a la unidad.

La mala dotación de equipos y personal humano, entre las quejas

Comisiones pone el acento también en la carencia de medios físicos adecuados para cumplir con su labor, como en el hecho de que «os aparatos para realizar las pruebas de alcoholemia, los evidénciales, algunos están os estropeados y otros vencidos y sin certificados de verificación. Se está utilizando los marcas Drager antiguos, y hay dos aparatos cedidos de propiedad de la Guardia Civil».

Dos aspectos más fundamentan su denuncia. El primero de ellos es la falta de una verdadera estructura jerárquica y que ante la ausencia de jefes de servicio son los propios agentes los que responden ante los ciudadanos.

El segundo es la falta de intérpretes para atender a los detenidos extranjeros, un asunto que, además, señalan es de especial importancia porque se está incumpliendo con esta falta leyes de carácter internacional que deben ser respetadas.