Un muerto en el accidente múltiple en los túneles de La Ballena

08/03/2019

Una colisión múltiple en la que se vieron envueltos tres vehículos, en el entorno de los túneles de La Ballena, se saldó este viernes con la muerte de un conductor de 59 años que trataba de señalizar de su vehículo en el carril central de la autovía GC-23, poco antes de alcanzar la salida de La Feria. Después de una hora y media cerrada, la vía se reabrió al tráfico en torno a las 17.45 horas.

El conductor de un vehículo de modelo pickup de la marca Isuzu falleció en la tarde de este viernes tras ser arrollado por otro todoterreno de gran cilindrada y de alta gama en el interior del túnel de La Ballena, en sentido subida, según confirmaron fuentes de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria y del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 del Gobierno de Canarias. El fallecido, era natural de Las Palmas de Gran Canaria y tenía 59 años, según las mismas fuentes. Los hechos se desencadenaron sobre las 15.00 horas en la carretera GC-23, en sentido subida dentro del túnel de La Ballena, cuando el vehículo del fallecido se averió, por causas que no han trascendido, cuando este circulaba por el carril central de dicha carretera a unos 50 metros de la salida del túnel.

Al ser imposible continuar la marcha o retirar ligeramente el coche para no entorpecer el tráfico rodado, intenso a esa hora de la jornada, el conductor decidió bajarse de su pickup para avisar al resto de conductores del obstáculo que suponía su vehículo parado en el carril central de una vía de tres carriles.

Colisión. El primero de los vehículos que pasó circulando sí vio las indicaciones y pudo reaccionar a tiempo desplazándose al carril izquierdo, evitando así colisionar contra el vehículo parado por una avería y evitando arrollar a su conductor que estaba fuera del mismo.

El siguiente coche en pasar, un Volvo de color rojo, no pudo esquivar ni al vehículo ni al conductor atropellándole sin remedio, tras impactar con el pickup y con un segundo turismo implicado en el accidente. En total fueron tres los vehículos implicados en la colisión, según confirmaron desde la Policía Local de la capital grancanaria.

Una persona que se identificó como médico en el lugar del accidente comprobó que el afectado se encontraba en parada cardiorrespiratoria y comenzó a practicar maniobras de reanimación, según apuntaron ayer desde el 1-1-2 Canarias hasta la llegada del personal sanitario del Servicio de Urgencias Canario (SUC). Estos llegaron en dos ambulancias del SUC, una de soporte vital básico y otra medicalizada, y al constatar que la víctima permanecía en parada cardiorrespiratoria continuaron practicándole las maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas y avanzadas sin obtener resultado, confirmando su fallecimiento. Tras esto, se procedió al levantamiento del cadáver que pudo hacerse sin demora tras el beneplácito de la autoridad judicial de guardia.

Un muerto en el accidente múltiple en los túneles de La Ballena

Por los carriles quedaron esparcidos trozos de chasis de los tres turismos involucrados en el accidente.

Al conductor implicado en el atropello mortal se le practicaron las pertinentes pruebas de alcoholemia y drogas de las que dio negativo.

Fuentes de las fuerzas intervinientes apuntaron a la presencia de marcas de frenado sobre el carril, que evidencia que el conductor intentó evitar el atropello y el choque con el vehículo parado tras verlos en medio del carril central.

En el lugar intervinieron, además de las ya mencionadas ambulancias del SUC, Bomberos del Servicio de Extinción de Incendios, Salvamento y Rescate de Las Palmas de Gran Canaria y agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria. Estos últimos se emplearon a fondo para minimizar los efectos del atropello mortal y de la colisión de los tres turismos implicados en la vía, para ello procedieron a cerrar al tráfico varios tramos de forma puntual hasta que se consiguió recuperar la fluidez. Las retenciones llegaron a afectar a la GC-23 hasta la rotonda de la plaza de América, llegando hasta los túneles de Julio Luengo e incluso hasta la Avenida de Mesa y López y de los enlaces hacia la Avenida Juan Carlos I y La Minilla. Una hora y media después del accidente la circulación volvía a la normalidad en todo el recorrido afectado por las retenciones.

  • 1

    ¿La reducción a 90 km/h del límite máximo de velocidad en las carreteras secundarias servirá para rebajar el número de accidentes de tráfico?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados