Ola de calor en casi toda Europa

26/06/2019

La ola de calor que afecta a más de media Europa continúa con temperaturas superiores a las normales. Alerta en ciudades, regiones o localidades como las alpinas en Suiza, a más de 2.000 metros de altura, donde el termómetro no ha bajado de los 20 grados la noche del martes.

Por ello, las autoridades suizas han emitido alertas de nivel cuatro, la máxima de la escala, en regiones del norte y sur del país donde se prevé que las temperaturas ronden los 39 grados, según el portal Meteoalarm, la web de la Unión Europea que ofrece información meteorológica continental.

Se verán afectadas especialmente las regiones de Valais, Tesino (sur) y Basilea (norte).

En Alemania, a pesar de que este miércoles se preveían temperaturas altas, la entrada de aire frío del norte de Europa evitará el ascenso de los termómetros, ha informado el Servicio Meteorológico Alemán (DWD).

Oscilación en Alemania

Sin embargo, prevé que en algunos lugares los valores rocen el récord, que continúa siendo de 40,3 grados centígrados que se alcanzaron entre el 5 y 7 de julio de 2015 en la localidad bávara de Kitzingen am Main (sur).

El martes las temperaturas llegaron a los 36,8 grados en Dusseldorf (oeste), según los registros de DWD, pero en algunas regiones o estaciones de medición se alcanzaron sus propios récords históricos.

Ola de calor en casi toda Europa

Para los próximos días se prevé una bajada de hasta 20 grados sobre los valores de este miércoles, sin embargo el DWD anunció que el fin de semana las temperaturas volverán a subir por encima de los 30 grados.

Más de 35 grados en Francia

En Francia el calor sigue apretando y este miércoles Météo-France ha declarado la alerta naranja en 65 departamentos, incluida la región de París, por temperaturas por encima de los 35 grados en la mayoría del país, y máximas de 40 en la región central de Auvernia-Ródano-Alpes.

Como consecuencia, la Prefectura de Policía parisina ha aplicado este miércoles limitaciones a la circulación de vehículos en el área metropolitana, de automóviles diésel matriculados con anterioridad a 2010 y de gasolina anteriores a 2005, medida que seguirá vigente este jueves cuando Météo-France prevé que sea la jornada más calurosa de la ola.

Según las previsiones meteorológicas, en Italia lo peor está aún por llegar y se prevén temperaturas récord, que en zonas como el norte de Italia no se registraban desde hace más de un siglo.

Este miércoles, Italia, ya inmersa en plena ola de calor, tiene 19 ciudades en alerta naranja, entre ellas Florencia, Roma, Perugia o Rieti, y el jueves y el viernes pasan a situación de emergencia, que según el Ministerio de Salud implica efectos negativos para todas las personas, incluso las más sanas y activas.

Así, el papa Francisco no se ha librado del excesivo calor en Roma, al punto que ha tenido que secarse el sudor con un pañuelo durante la audiencia de este miércoles ante la mirada de cientos de fieles que se protegían del sol asfixiante con paraguas y se cubrían la cabeza con sombreros.

Alerta roja el jueves

El jueves se prevé alerta roja en seis ciudades y alerta naranja en otras 16, mientras en Alessandria los termómetros podrán llegar a registrar temperaturas entre los 42 y 43 grados y en Milán los 42.

Ola de calor en casi toda Europa

Pasando el Canal de la Mancha, el calor no ha llegado aún al Reino Unido, aunque la Oficina Meteorológica británica (Met) prevé para el fin de semana temperaturas de hasta 31 grados en varias zonas del país.

El viernes las temperaturas iniciarán el ascenso y se prevén valores en torno a los 28 y 29 grados en "algunas zonas del oeste o suroeste del Reino Unido".

Mientras el sábado, en el norte, concretamente en áreas del este de Inglaterra, Londres y los condados aledaños, Lincolnshire y partes de Yorkshire" los termómetros podrán registrar 30 o 31 grados.

En España el calor de las últimas horas se intensificará desde el jueves cuando las temperaturas suban sobre todo en el centro y este del país con valores entre los 40 y 42 grados y noches tropicales de entre 21 y 24 grados en algunas capitales regionales.

Ante la situación de extremo calor, las autoridades sanitarias recomiendan beber mucho líquido para hidratarse y evitar las horas de más calor.