La calima difumina y sofoca las islas

13/09/2018

El polvo en suspensión redujo a 2.500 metros la visibilidad en toda Gran Canaria donde la Aemet activó el aviso amarillo una vez la calima ya había hecho acto de presencia en la isla

ETIQUETAS:

Desde primera hora de la tarde de este miércoles una intensa lengua de polvo en suspensión arrastrada hacia las islas por la actividad tormentosa desatada en el norte de Marruecos cubrió por completo los cielos de Gran Canaria reduciendo la visibilidad a 2.500 metros y llevando a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a la activación del aviso amarillo por polvo en suspensión por fenómeno observado, al superar con creces la ligera calima prevista para el este miércoles. Esto quiere decir que el nivel de riesgo se activó una vez la calima ya había tomado posesión del cielo grancanario.

El aviso estuvo en vigor hasta las 20.00 horas de este miércoles. En el resto de las islas orientales la intrusión del polvo en suspensión fue ligera, tal y como estaba prevista inicialmente por la Aemet, por el flujo de vientos del sur y sureste.

Lo que finalmente no se acercó a las islas, a pesar de estar previsto, fue la actividad tormentosa desarrollada en Marruecos y que solo se tradujo en la entrada del polvo en suspensión.

La calima fue más intensa en zonas del interior y medianías el sur de Gran Canaria, si bien la lengua de polvo cubrió la totalidad de la isla, que había amanecido con cielos prácticamente despejados, más típicos del mes de septiembre.

La calima difumina y sofoca las islas

La previsión de la Aemet es que la intensidad de la calima fuese remitiendo a últimas horas de ayer retirándose por completo durante las primeras horas de este jueves tras afectar a las islas más orientales.

Además, las temperaturas registraron este miércoles un ascenso generalizado. Varias estaciones superaron los 30 grados centígrados acrecentado la sensación de bochorno. Así, la estación de Tasarte, en la Aldea de San Nicolás, alcanzó la máxima más alta del día en las islas con 31,5 a las 15.20 horas y el aeropuerto de Gran Canaria marcó el segundo registro más alto con 31,2 grados a las 16.40 horas. Las máximas tenderán a un ligero descenso durante este jueves coincidiendo con la retirada de la calima.