El calor disparará la máxima hasta los 42 y las noches tropicales a 24 grados

27/06/2019

El intenso calor de los últimas horas se agudizará en intensidad y extensión geográfica a partir de este jueves, cuando los termómetros oscilen entre 40 y 42 grados en numerosas provincias del centro y este peninsular y dejen noches entre los 21 y 24 en algunas capitales.

En concreto, Madrid, Pamplona, Huesca, Lérida, Zaragoza, Logroño, Toledo, Ciudad Real, Gerona, Granada y Guadalajara serán las provincias que este jueves alcanzarán máximas extremas entre los 40 y 42 grados.

La situación empeorará los próximos días, ha alertado Fernando García, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) quien señala que en la cabecera del Ebro es probable que a partir del viernes se active el nivel rojo (riesgo extremo) y se supere algún récord.

Para los próximos días se confirman los pronósticos con temperaturas mucho más altas que propiciarán que, por ejemplo, en zonas de Castilla y León los termómetros se sitúen alrededor de 10 grados por encima de la media, mientras que en Aragón serán de unos 15 grados.

Esta ola de calor, la décima que se produce en un mes de junio desde el año 1975, ya dejaba valores muy altos desde primeras horas del día.

El calor disparará la máxima hasta los 42 y las noches tropicales a 24 grados

Así, la localidad abulense de Candeleda registraba 29,5 grados a las nueve y media de este miércoles y a las 11:00 horas el calor ya apretaba con fuerza en el municipio de Arenys de Mar (Barcelona) con 36,1 grados, en Os de Balaguer (Lérida) 33,4 grados y en Andratx (Baleares), Barbastro (Huesca) y en Lérida se llegaba a los 33,3 grados.

Las noches también serán muy calurosas: son las llamadas "noches tropicales" (temperaturas por encima de los 20 grados), sobre todo en Alicante (24 grados), Cuenca y Madrid (23 grados), seguidas de Almería, Barcelona, Burgos, Castellón, Guadalajara, Cuenca, Lérida, Logroño, Segovia, Toledo, Zaragoza y Vitoria con valores entre los 21 y 22 grados.

Por el contrario, la noche más fresca la pasarán en Pontevedra y Orense con 13 y 15 grados respectivamente, y como dato curioso, cabe resaltar que el pequeño municipio salmantino de Navasfrías, de 460 habitantes, ha marcado a las 7.20 horas la "mínima" de España con 9,3 grados.

Para mañana la Aemet ha activado la alerta naranja (riesgo importante) en más de media España: Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Navarra, La Rioja y País Vasco, y el viernes se extiende a puntos de Extremadura.

Para explicar el porqué de este fenómeno, que dejará temperaturas más altas en Zaragoza que en Sevilla, la meteoróloga del Tiempo.es, Mar Gómez, ha detallado que la culpable es una borrasca situada al noroeste peninsular encargada de arrastrar el aire procedente del interior de África con dirección a Francia.

El calor disparará la máxima hasta los 42 y las noches tropicales a 24 grados

Esta "autopista de calor y polvo en suspensión" circulará sobre todo por el este del país, que se verá especialmente afectado, ha subrayado Gómez, para incidir que el valle del Ebro, a pesar de no estar en el sur de la península, es una de las zonas más calurosas de España durante el verano.

La Agencia de Meteorología advierte de que el riesgo de incendios forestales se agudizará mañana ante este episodio de calor avivado por una masa de aire "muy cálida y muy seca" y que elevará el riesgo a niveles extremos o muy alto en el País Vasco, Navarra, Cataluña, Aragón, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y la Comunidad Valenciana.

Ante este episodio de calor, el índice de radiación ultravioleta también ha subido en la mayoría de las capitales, que hoy registran valores máximos entre nueve y once (de una tabla cuyo máximo es el once).

Dicho índice es una medida de la intensidad de este tipo de radiación sobre la superficie terrestre relacionada con los efectos sobre la piel humana.