Activan la alerta ante la llegada de una segunda ola de calor

23/08/2019

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias amplía la alerta poe altas temperaturas a todas las islas a partir de este sábado. Para este viernes se esperaban hasta 38 grados en medianías del sur, este y oeste de Gran Canaria. Las mínimas mañana se moverán entre los 28 y 30 grados en dichas zonas. Habrá posibilidad de calima.

El calor ha vuelto a Gran Canaria y no tiene intención de irse hasta al menos este próximo lunes. Ante esta situación, la Dirrección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias activó la alerta por altas temperaturas, que esta tarde ha ampliado a todas las islas. La tregua de 48 horas dada por la meteorología con una caída de las temperaturas, el amaine del viento y el aumento de la humedad, factores que han sido determinantes en la lucha contra el incendio forestal, se daba ayer por concluida en la zona sur, este y oeste de la isla con un aumento de las máximas y con la activación de un aviso amarillo por máximas de hasta 34 grados. La previsión se cumplió, una vez más, y con creces. En Las Tirajanas, en las medianías de San Bartolomé de Tirajana, el mercurio ya marcaba 32,9 grados a las 12.00 horas y Agüimes alcanzaba los 31,6 grados a las 10.00 horas. A las 15.00 horas ambas estaciones marcaba 36 grados, un preludio de lo que está hoy por venir.

De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activará a las 10.00 horas de hoy el aviso naranja por máximas de hasta 38 grados, que puntualmente pueden alcanzar los 39 grados, en el sur, este y oeste de Gran Canaria afectando principalmente a las medianías. En el norte y las cumbres el riesgo será amarillo por máximas de hasta 34 grados.

Esta situación se repetirá de cara a mañana, sin descartarse que de forma puntual y local se lleguen a los 40 grados en las medianías del sur de la isla y hasta 36 de máxima en toda la vertiente norte. Además, la Aemet prevé que las mínimas se sitúen en las medianías entre 28 y 30 grados en las medianías del sur de la isla. El viento será de componente moderado, del nordeste en costas y de componente este en medianías y zonas altas.

La que será la segunda ola de calor del año que azota las islas, especialmente Gran Canaria, está motivada por la entrada desde ayer de una masa de aire cálido y seco procedente del continente africano que arrastrará además polvo en suspensión en capas altas de la atmósfera.

Esto hará que desciendan los niveles de humedad relativa en la isla, siendo especialmente acusado ese descenso en la vertiente sur. Ya ayer, en algunas zonas afectadas por las llamas la humedad estaba por debajo del 40% y seguirá descendiendo durante las próximas horas.

No será hasta el lunes cuando las temperaturas máximas empiecen a descender de forma más acusada, sobre todo en las medianías del sur de la isla.