Todo listo para el despegue de ‘El vuelo’

17/09/2019

El primer programa de telerealidad de la Televisión Canaria se estrena el día 25. El espacio, que presenta Mercedes Ortega y produce Videoreport Canarias, cuenta cada semana cómo fue el viaje de canarios que nunca han salido de su isla

Julia y su nuera Ana nunca han salido de Gran Canaria y muy pocas veces del Pinar de Ojeda, en Teror. El sacrificado trabajo del campo, el cuidado de los animales y la escasez de recursos les han impedido cumplir con uno de sus sueños: viajar. Por eso, cuando Mercedes Ortega les ofrece conocer mundo no se lo piensan dos veces, le rezan a la Virgen del Pino, hablan con Dios, se desean suerte y señalan una de las tres imágenes que la presentadora les muestra y tras las que se esconden dos tarjetas de embarque. Y ¡sííí! eligen la correcta.

Ellas son las dos primeras pasajeras de El vuelo, el primer programa de telerealidad que realiza Videoreport Canarias empresa audiovisual participada por la sociedad editora de CANARIAS7 para la Televisión Canaria y que despegará el 25 de septiembre a las nueve de la noche.

Como Julia y Ana, otra decena de canarios y canarias que nunca han viajado lo harán por primera vez gracias a un programa televisivo que «quiere llegar al corazón» de los telespectadores porque esta «lleno de emociones, sorpresas y llanto», aseguraba ayer, durante la premier de El vuelo su capitana, Mercedes Ortega, que semana tras semana llevará a los hogares canarios la historia de unos viajeros que, por primera vez, no solo se subirán en un avión, sino que conocerán lugares que algunos de ellos ni siquiera sabía que existían.

Junto a ellos, el espectador vivirá experiencias como la que les tocó vivir a Mari Carmen y a Macu, dos mujeres de Garafía (La Palma) que volarán hasta Oslo, la capital de Noruega, una ciudad nevada y encantadora, pero en la que nadie habla ni una palabra de español y en la que, a la novedad de viajar en metro, se suma la de tener que ingeniárselas para comprar el billete. Toda una proeza que hará saltar lágrimas de risa a quienes a partir del día 25 sigan el programa, que promete «descubrir ciudades sin ningún tipo de filtro», adelantaba ayer Anuska Simón, directora general de Videoreport Canarias, antes de presentar una selección de los mejores momentos de docureality a un público entregado entre el que se encontraban algunos de los protagonistas.

Experiencia vital

Se trata, decía Anuska Simón, de una «experiencia vital» en la que la cadena de televisión acompañará a quienes la viven «encantada de descubrir con ellos ciudades sin ningún tipo de filtros».

El programa, pionero en la Televisión Canaria, se lleva de viaje a siete países de tres continentes (Europa, África y Asia) a una decena de canarios que vivirán experiencias inolvidables como el viaje en globo de Ana y su suegra Julia en Barcelona, donde la anciana, que se atreve a decir hasta unas palabras en catalán antes de tomar tierra en la localidad catalana de Vic, asegura que estar por encima de las nubes es como estar «más cerca de Dios».

La experiencia de Melody y Sandra como invitadas de una familia en Dakar (Senegal), otra píldora que regaló ayer Videoreport Canarias a quienes acudieron a la presentación de El vuelo, da medida de la generosidad de unos anfitriones «que te dan lo poco que tienen», dice Melody a cámara y de cómo el choque cultural deja a Sandra sin comer ese día porque ella «con las manos y de donde cogen todos» no come. Ahora sí, la ciudad, asegura Sandra, parece «un portal de Belén».

Pero si habrá un episodio destrenillante será el que protagonizarán Menchu y Jonay en el mercado flotante de Bangkok (Tailandia), donde lo van a probar todo y a regatear todos los precios subidos en una barcaza en la que dice Jonay que van «como en una atracción del Siam Park». ¡Hasta con Beyoncé (o eso dice Jonay) se van a cruzar!

Macu y Mari Carmen, las palmeras de Garafía, fueron las encargadas de hablar ayer en nombre de todos los protagonistas de El vuelo y expresaron lo que todos sintieron tras el viaje: «Nuestras vidas han cambiado», decía una emocionada Macu, a lo que Mari Carmen añadía a modo de consejo al espectador: «Les recomiendo que viajen porque es lo que uno vive y lo que le va a quedar». Viajen, despega El Vuelo.