Un momento de la recreación de una autopsia en el plató de 'Sálvame'. / r. c.

'Sálvame' se pliega a la crónica negra para subir sus audiencias

El programa de Telecinco gira sus contenidos a los sucesos mientras reduce el tiempo de la información rosa

J. MORENO

En un inhabitual giro de contenidos, 'Sálvame' (Telecinco) ha cambiado su escaleta para dedicarse, en profundidad, a algunos de los sucesos más mediáticos de los últimos tiempos. No es la primera vez que el formato que produce La Fábrica de la Tele se sale del carril de la información rosa, pero sí llama la atención la continuidad con la que la crónica negra ha inundado un magacine caracterizado por las peripecias de sus colaboradores y las noticias del corazón surgidas en el particular universo de Mediaset.

En este contexto, el formato se ha centrado esta semana en Mario Biondo, el exmarido de la presentadora Raquel Sánchez Silva que falleció en 2013. 'Todo es verdad', el espacio que presenta Risto Mejide en Cuatro los miércoles por la noche, también producido por La Fábrica de la Tele, decidió reabrir este caso dando voz a la madre, quien asegura que su hijo no se quitó la vida, sino que fue asesinado. 'Sálvame' también aprovechó esta circunstancia para plantear las dudas que, según la familia, hay con la muerte.

Sin embargo, el programa dio un paso más al recrear la autopsia de Biondo en el plató con un maniquí tumbado sobre una camilla y tapado por una manta blanca propia de las que se utilizan en las morgues. En mitad del estudio, la psiquiatra forense Patricia Alcaraz explicó, ante Carlota Corredera y el resto de colaboradores, las tres autopsias que le realizaron a Biondo y mostró sus dudas con el procedimiento. «Lo del suicidio no me cuadra», apuntó la experta.

Tal es el interés de 'Sálvame' por este caso, que esta noche 'Deluxe' (22:00 horas, Telecinco) sentará en el plató a los padres de Mario Biondo, que aseguran que aportarán «las pruebas» que demuestran «el asesinato» de su hijo. Un nuevo giro a la escaleta del formato en 'prime time' que vuelve a alejarse de la crónica social para centrarse en temas más escabrosos. De hecho, la semana pasada recibieron a Pepe Navarro, que acudió para argumentar que no es el padre del hijo de Ivonne Reyes.

También la versión diaria del espacio ahondó hace unos días en el caso Wanninkhof tras el éxito de la serie documental de Dolores Vázquez en HBO Max, cuyo capítulo, en el que hablaba por primera vez tras décadas de silencio, emitió Telecinco en horario estelar. 'Sálvame' se volcó, mandó a un reportero al descampado de Mijas (Málaga) donde asesinaron a Rocío Wanninkhof, entrevistaron al novio de la joven en plató y dieron voz a la madre, Alicia Hornos, que habló indignada contra Dolores Vázquez.

La búsqueda de nuevos públicos parece estar entre los objetivos de Telecinco después de que su magacine vespertino notara la llegada de 'Tierra amarga', el culebrón turco de Antena 3. Por dar contexto: 'Sálvame' en noviembre de 2020 promedió un 18,1% de cuota de pantalla y más de 2,2 millones de espectadores, mientras que este pasado mes marcó una media del 15% de 'share' y 1,5 millones de seguidores.