Miguel Poveda y Soleá Morante.

TVE salda su deuda con el cante jondo

Miguel Poveda y Soleá Morente conducen este martes en La 2 'Caminos del flamenco', un recorrido por las variedades del género

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

El duende se asomará este martes a La 2 de TVE. La cadena pública salda con 'Caminos del flamenco', el programa que comenzó la pasada semana y que se emite cada martes a las 23:00 horas, una deuda que venía arrastrando con esta expresión artística desde hace casi ya diez años, una década en la que el cante, el baile y el toque no han contado con un espacio propio en la cadena. Producido por Producciones Cibeles, los responsables de 'Un país para escucharlo', 'Caminos del flamenco' apuesta también por realizar un recorrido geográfico y musical para plasmar la realidad actual del flamenco y lo hace con dos cicerones de lujo, los cantaores Miguel Poveda y Soleá Morente.

Para Poveda (Barcelona, 1973) la producción de estos diez primeros programas «ha sido una motivación» en un momento en el que los artistas más lo necesitaban debido a la irrupción de la pandemia. «Hemos salido a la calle y hemos vuelto a estar en contacto. Lo mejor ha sido el compartir, el sentir que la vida vuelve y que el talento vuelve a ponerse en activo», explica el cantaor, que asegura querer más porque está «hambriento de esta música». «Lo que hemos hecho –afirma– muestra la gran riqueza y la gran diversidad que tenemos en este universo que es el flamenco». A su lado, Morente (Madrid, 1985) destaca la «emoción» que recorre todos y cada uno de los capítulos. «Grabarlo ha sido muy divertido y para mí ha supuesto un proceso de aprendizaje e investigación en el que se ríe, se llora, se baila, se canta, se toca y se dialoga», apunta .

Niña Pastori, Carmen Linares, Rosalía, Luis El Zambo, Chano Domínguez, Raimundo Amador, Rocío Márquez, Israel Fernández, Israel Galván, María José Llergo o Rafael Riqueni son solo algunos de los artistas que se dejarán caer en los distintos episodios de un programa que no va solo dirigido a los convencidos, sino también a quienes se aproximan por vez primera a este arte.

A juicio de Morente, 'Caminos del flamenco' es «una herramienta de difusión» del flamenco, tanto para los profesionales y los aficionados como para las personas que «aún no están dentro». Dice la cantaora que el espacio abre «un diálogo en el que se intercambian culturas, opiniones y emociones y eso creo que le llega a todo el mundo». Poveda va más allá: «El objetivo es tocar el corazón de todas las personas. Esto no está enfocado a ese sector tradicional y conservador, que existe. La naturaleza del flamenco ha sido ramificarse».

Prueba de ello es que por el programa desfilarán también músicos como Joan Manuel Serrat, Manuel Carrasco o Pablo López, que desgranarán en qué medida los ingredientes del flamenco les han ayudado en sus propias composiciones. Se ensalza así, cree Poveda, «el valor de la propia música y cómo esta se ramifica hacia otros caminos y lugares, sirviendo a otras culturas e inspirando a otras manifestaciones artísticas», describe Poveda.

Detrás del guion del este espacio se encuentra Teo Sánchez, responsable de 'Duendeando', el programa que aborda la actualidad del flamenco en Radio 3. «He hecho el guion, pero el guion en un programa de flamenco es como si no lo hubiera hecho porque no hace falta, esa es su grandeza», explica divertido el periodista y crítico musical. Su objetivo al afrontar la producción de 'Caminos del flamenco' ha sido «retratar lo más fielmente posible el flamenco actual: el bueno, el malo, el experimental, el ortodoxo, el viejo, el nuevo… El que fuera, pero la realidad había que contarla de la mejor manera posible». En este sentido, agradece a la Corporación el haber apostado por el género en un momento, señala, «en el que la creatividad de los flamencos está disparada y a flor de piel». Dice el director de 'Duendeando' que «traspasar los límites y jugar con la creatividad ya no es un temor» para quien se dedica al cante jondo. «Esa es precisamente la fortaleza del flamenco actual, que no es una música muerta sino una música viva. Hay muchos flamencos y todos son válidos». Y desde el primer momento esa ha sido la intención del programa. Por eso en el espacio conviven el maestro Fosforito, que tiene ya 90 años, con una estrella emergente como María Terremoto, que tiene 19.

Con un recorrido como este, queda claro que las actuaciones serán sobrecogedoras. A Morente y Poveda les cuesta quedarse con una, pero sí que destacan la soleá que se marca Manuel Moreno Maya, conocido como El Pele. «Con una sola toma nos partió el alma a todos. Nos pusimos a llorar», describe Poveda.

Valores

Sí les resulta más fácil destacar algunos momentos de la grabación. «Me quedo con el aprendizaje y con que el flamenco tenga el lugar que merece», escoge Morente. «Yo con los valores que muchos de los testimonios de estos artistas inculcan», dice Poveda. Al cantaor, por ejemplo, le impresionó mucho la reflexión que hizo la cantaora María José Llergo. «Explicó que la música le salvó. Habló del bullying en el colegio y sobre todo de lo que genera la música, que es curativa, sanadora y que es lo que nos da valor como seres humanos».

Cabe preguntarles qué es para ellos el flamenco. «Es mi oxígeno, necesito el flamenco para respirar y para sentirme vivo», responde Poveda con un brillo chispeante en los ojos. Para Morente, desde un punto de vista subjetivo, «es mi vida, mi familia, lo que he vivido desde chiquitina, mi religión, por decirlo de alguna manera»; desde un punto de vista objetivo, «historia, cultura, literatura y reivindicación de los derechos humanos...». «Para mí lo es todo», concluye la cantaora de Madrid.