Antonio Jiménez y Rosa López.

Rosa López avisa que tiene «muchísima guerra que dar»

La cantante presentará desde Granada, junto al periodista Antonio Jiménez, las primeras campanadas de Trece televisión

J. MORENO Madrid

La cantante Rosa López (Láchar, Granada, 40 años) vivirá una Nochevieja especial desde la plaza del Carmen de Granada. Será la presentadora de las primeras campanadas de la historia de Trece, que conducirá junto al periodista Antonio Jiménez ('El Cascabel') desde la ciudad andaluza. Un regreso a la pequeña pantalla mientras continúa con su carrera musical centrada ahora en la promoción de su nuevo single, 'Si no te vuelvo a ver'.

–¿Qué pensó cuando le propusieron presentar las campanadas desde su provincia, Granada?

–Cuando nos sentamos con Cope, y me comentaron el motivo de la reunión, no me lo podía creer y más aún que fuese en Granada. En ese momento no fui capaz ni de pensar. No lo veo como un reto, más bien como un algo increíble en mi vida. No me costó nada aceptarlo, creo que estas cosas pasan por algo. Es un momento que, no te voy a negar, que siempre había soñado.

–¿Tiene pensado el mensaje que quiere trasmitir esa noche? ¿Se animará a cantar?

–Me gustaría que la gente se quedase con el gesto que Trece quiere: dar la decimotercera campanada. Es un gesto de humanidad increíble y del que puedo ser partícipe. Me siento muy orgullosa de su generosidad. En cuanto a cantar, no sé. Ese balcón me trae muchísimos recuerdos y seguramente me emocione tanto que no sea capaz de poder hacerlo.

–¿Se ha decidido ya con el vestido de Nochevieja?

–Lo tuve clarísimo desde la primera reunión. Quería que el diseñador fuese Sergi Regal. Es como un ángel para mí y tenía que ser él por todo lo que ha hecho por mí durante toda mi carrera.

–¿Y le acompañará algún amuleto?

–Lo llevaré sin ninguna duda, pero permíteme que sea mi secreto.

LAS FRASES:

  • Las campanadas. «No lo veo como un reto, más bien como algo increíble en mi vida. Estas cosas pasan por algo»

  • El vestido. «Lo tuve clarísimo desde la primera reunión. Quería que el diseñador fuese Sergi Regal»

–¿Pidió consejo a algún compañero que ya ha presentado las campanadas?

–La verdad es que no. Quiero vivirlo y disfrutarlo. Quiero ser libre de equivocarme, aunque Christian Gálvez sí me dio un consejo muy sabio y muy tranquilizador: «Si te equivocas todo el mundo hablará de ti y te aseguro que no serás la primera». Me encantó.

–¿Y ha ensayado las campanadas? Hay presentadores que no se toman las uvas en directo, además.

–Todavía no he pensado en ensayarlas, no sea que dé 100 campanadas, porque tengo la cabeza llena de cosas bonitas para ese final de año. Si nos dejan, me encantaría comérmelas con Antonio y en directo, como si estuviera en el salón de mi casa.

–Compartirá el balcón con el periodista Antonio Jiménez, un rostro vinculado a la información política. ¿Cómo ha sido esta unión?

–Antoñico es un trozo de pan y muy buena gente. Cuando nos vimos por primera vez, fue como si le conociera de antes. Tiene algo que me da confianza y me lo paso genial a su lado. Creo que han acertado con la pareja de las campanadas. A mí no me gusta la política, no juzgo por ella, juzgo a las personas por cómo se comportan y Antonio es como mi padre. Debe ser porque es de Jaén.

–¿Qué le pide Rosa López al año nuevo?

–Al año nuevo le pediría todo lo que esté por llegar. Deseo lo mejor para mi carrera y pediría sonar en cada rincón donde una radio esté encendida. El 2021 lo cierro con tres trabajos maravillosos que salen de mi propia fábrica de sueños y que han sido parte de mi locura musical. Ser artista independiente tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, pero lo que haces lo vives al máximo porque sabes lo que cuesta sacarlo al mercado.

–Y despide el 2021 con nuevo sencillo.

–Con 'Si no te vuelvo a ver', que es la forma que he tenido de decirle al mundo que no sirve de nada callarse y no decirle a alguien que le quieres. Es fácil decir «te odio» pero nos cuesta decir un «te quiero». Que nadie se quede sin podérselo decir a un amigo, a un familiar o a quien quiera de verdad, porque cuando ya se ha ido, se nos queda ese recuerdo para siempre.

–¿Ha podido recuperar ya una cierta normalidad con la música tras la pandemia?

–Creo que a todos nos ha dejado huella y recuperarse de lo que has perdido es imposible. Solo pienso en volver a subirme a un escenario y vibrar con la gente. Señores promotores y concejales de festejos, ¡quiero disfrutar sobre un escenario! Tengo muchísima guerra que dar. ¡No digo 'ná' y lo digo 'tó'!

–Ahora que vuelve a la pequeña pantalla con las campanadas, ¿en qué formato televisivo le gustaría participar?

–Sería un sueño poder estar en algún programa de televisión. Me daría los ingresos necesarios para seguir con mi profesión y seguir cumpliendo promesas de hacer feliz con mi música. Me encantaría que el formato fuese divertido y que pudiese aprender trabajando. Ojalá me diesen un programa lleno de valores, para poder ayudar a tantos jóvenes como fuese posible, ya que ellos son nuestro futuro.