El presentador de Mediaset, Diego Losada, en el plató de 'En boca de todos'. / r. c.

Diego Losada, presentador de noticias

«Los periodistas somos necesarios para que no te vendan la moto»

El comunicador debuta en Cuatro con 'En boca de todos', un espacio de actualidad que apuesta por las voces de los expertos

J. MORENO

Al frente del 'Telediario' fin de semana de TVE hasta hace unas semanas, el periodista Diego Losada (A Coruña, 36 años) se incorpora ahora a la nómina de comunicadores de Mediaset para presentar 'En boca de todos'. Este nuevo programa diario de Cuatro, cuyo estreno es hoy a las 14:00 horas, apuesta por el contexto y los expertos para que la audiencia entienda cómo afectan los sucesos informativos a la rutina. De esta manera, el canal recupera la actualidad en la franja de sobremesa tres años después de la cancelación de 'Las mañanas de Cuatro' y de sus noticias.

–¿Qué le sedujo del proyecto de Mediaset?

–Me sedujo el seguir aprendiendo a hacer televisión desde otras escuelas y un gran interés, por parte de Mediaset, por involucrarme en sus filas y crear proyectos nuevos. Al final, me gustó el poder embarcarme en todo lo bueno que tiene esta casa.

–¿Se pensó mucho aceptar la propuesta y marcharse de TVE?

–Claro que me lo pensé y eso todo el mundo lo puede entender. Pertenecí a la televisión pública desde muy joven. Allí me formé y desarrollé mi carrera, aunque también hice alguna excursión fuera en Telemadrid durante un año. Creo que es el momento, por mi edad y la energía que pueda tener ahora, de seguir aprendiendo. Quien sabe qué deparará el futuro.

–¿Cómo le han recibido en su nueva casa?

–Me sorprendió la buena acogida y la amabilidad de todos los compañeros de Mediaset. Está siendo un lujo y unos días muy bonitos. Nos están apoyando mucho desde dentro y también lo percibo fuera. El equipo está muy unido y hay gente con mucho talento que cree en el proyecto. He de decir que para mí es un lujo poder estar en contacto con otros periodistas de Mediaset, donde los hay muy buenos.

–¿Qué es 'En boca de todos'?

–Es verdad que a las 14:00 horas pasa todo en la actualidad pero da la sensación que, por las noticias que estamos viviendo en los últimos años, nos vuelan los titulares. Y no hay un momento en el que podamos pararnos a reflexionar, a hacernos preguntas y a contextualizar. 'En boca de todos' no va a dejar que esa intensidad informativa nos pase por encima. No vamos a estar escupiendo titulares ni últimas horas todo el rato. Vamos a tener que pausarnos también y no perder de vista la labor de los expertos.

–¿Es la desinformación el principal reto que debe abordar el periodismo?

–Creo que el periodismo ya está abordando la desinformación con urgencia. Es la gran batalla. Y a su vez es la razón de ser del periodista. La gente debe ser consciente de que existe esa desinformación, porque es un engaño y una triquiñuela que ha existido siempre. Los periodistas somos necesarios para que no te vendan la moto. Y se combate contextualizando, escuchando todas las versiones pero quedándonos con la real y contrastándola con testimonios que están 'in situ'.

–Supongo que en Cuatro tendrá un tono diferente al de TVE.

–Es una cuestión de cabezas pensantes, de personas y equipos, y de otras maneras de entender la televisión y de dirigirte a un público en concreto. El tono es una de las partes y herramientas que tenemos los comunicadores, pero hay ciertas bases que yo no cambiaré. Nunca renunciaré ni al rigor ni a la verdad ni al compromiso con el público. Tengo claro que en Mediaset tampoco. En el proyecto que arrancamos hoy, 'En boca de todos', la gente reconocerá al periodista Diego Losada, pero verán registros nuevos que me apetecía investigar.

–Debuta en una franja complicada para Cuatro, donde las audiencias no son muy altas. ¿Nota la presión del 'share'?

–La presión que noto ahora mismo es poder hacer un programa de calidad, el poder adaptarme bien al equipo y aportar mi bagaje profesional con mi experiencia. En definitiva, hacer un formato que sea útil para la ciudadanía. La franja es complicada y es un reto. Pero en la cabeza solo tengo que el proyecto salga bien y que la gente lo identifique como algo útil para sus vidas.

–Llega a Mediaset con un contrato de larga duración. ¿Se atrevería a dar el paso al entretenimiento?

–Siempre digo que soy periodista. Creo que uno tiene que asumir qué es lo que sabe hacer y qué podría realizar. Yo lo comparo con el surf. Estás en una tabla, viene una ola pequeña y luego otra más grande, y hay que saberla surfear. De momento, 'En boca de todos' es lo que tengo entre manos y ya veremos el futuro. No descarto nada.

–¿Qué balance hace de su última etapa en TVE al frente del 'Telediario fin de semana'?

–Me quedo con haber logrado uno de los sueños con los que entré en TVE hace más de doce años, que ha sido el poder presentar un telediario. Entré como redactor y me llevo todo el aprendizaje con el magnífico equipo de profesionales que sigue habiendo en esa casa. No fue una decisión fácil el marcharme, pero siempre recordaré con una gran sonrisa y recuerdo a los compañeros que sigo teniendo allí.