Eva González, junto a los coaches de 'La Voz Kids', Pablo López, Aitana, David Bisbal y el cantante colombiano Sebastián Yatra. / Atresmedia

'La Voz Kids'

«Los niños son una apisonadora de honestidad, dice Pablo López

Junto a Aitana, David Bisbal y Sebastián Yatra, el cantante será coach en la nueva edición del concurso de Antena 3, que presenta Eva González

J. MORENO Madrid

Convertido ya en un clásico de nuestra televisión, Antena 3 estrena mañana (22:00 horas) la séptima temporada de 'La Voz Kids' en la que no faltará, según sus responsables, la emoción y la verdad que caracterizan al concurso musical que repite con Eva González como maestra de ceremonias. La presentadora señala que apuestan por la continuidad porque «la mecánica en la edición de los niños funciona por sí sola». «Lo disfrutan, no sufren y no lo pasan mal. Es un camino para disfrutar y jugar a ser adultos y estrellas, que es como se sienten cada vez que pisan el escenario», revela la andaluza.

Habrá novedades, eso sí, en el grupo de los coaches que deberá hacer girar sus sillas en la fase de las audiciones para formar sus propios equipos de participantes formado por jóvenes de entre 7 y 15 años. Será la primera vez para Aitana y Sebastián Yatra en estas labores tras haber debutado como asesores en anteriores ediciones, mientras que David Bisbal continúa en este 'talent show' que suma también a Pablo López después de participar en la versión de adultos de 'La Voz'.

El concurso, que produce Atresmedia Televisión en colaboración con Boomerang TV, reunió en su temporada anterior una media de un 20% de cuota de pantalla y más de 2,2 millones de espectadores, elevando sus datos de audiencias entre la población infantil (22,7%) y los jóvenes (24,5%).

«Cada marca de 'La Voz' es distinta. Los niños nos dejan jugar mucho más, nos dejamos llevar por esa ilusión y desparpajo que tienen. Van más por libre y tienen esa inocencia que hacen que vivan más el concurso», destaca Eva González, para quien los nuevos 'coaches' son «más niños todavía» que los de las anteriores ediciones. «Me han trastocado completamente. Salía al escenario y no sabía lo que iba a pasar, sobre todo por Yatra, que de repente me desaparecía del plató y venía con cosas. Ha hecho locuras muy divertidas para que los niños disfrutaran», cuenta la comunicadora.

El artista colombiano, que ya participó también en 'La Voz' de su país natal, no vivió la grabación de este formato «como un programa de televisión», sino que lo sintió «como una cita entre amigos que se reunían varias veces a la semana». «Hemos hecho hasta una paella», confiesa Yatra, remarcando la «verdad» que desprendieron los nuevos concursantes de la edición 'kids'. «La energía va toda en la misma dirección, que es pasarlo bien. Ahora siento un cariño más grande por España que el que tenía», añade el cantante.

Para Pablo López, los niños son «una apisonadora de honestidad». «He aprendido muchísimo. Te cuentan su vida y son honestos. Me he ido a casa con algo nuevo en la vida. Está siendo una experiencia vital hermosa», narra el de Fuengirola. Una actitud, la de los participantes, que le hizo afrontar de una manera más fácil este nuevo reto profesional cuando tenía que enfrentarse a decir que «no» a uno de los concursantes. «Era uno de los miedos que tenía. No es fácil, pero todo ha ido fluido de una manera menos dramática gracias a los niños», apostilla. «Venía muy preocupada porque me cuesta, en la vida, decir que no a cosas, imagínate a un niño. Ha sido fácil gracias a ellos. No lloraban, y si lo hacían era de emoción y felicidad», agrega, por su parte, Aitana.

De concursante a coach

La cantante catalana debuta como coach en Antena 3 a sus 22 años, tan solo cinco después de salir de 'Operación Triunfo' (donde quedó en segunda posición, detrás de Amaia Romero) y haberse convertido en una de las estrellas de la música española. «Cuando me lo propusieron, pensaba que no sabía qué podía aportar a los niños. Al final dije que me lo quería pasar bien, que sería una bonita experiencia y también darles confianza a los concursantes, porque van a ver algo que a mí me ha pasado», explica. «Los veo tranquilos conmigo. Lo más bonito es disfrutar del camino», apunta.

Sin embargo, Aitana confiesa que, para ella, fue más difícil ser concursante de un gran 'talent show' como 'Operación Triunfo' que participar como coach en 'La Voz Kids'. Recuerda que llegó al programa de TVE cuando apenas tenía 18 años y salió de su pueblo tras haber finalizado el Bachillerato. Cuenta que entrar en un formato de esas características hizo que se sintiera juzgada no solo por el jurado, sino también por la gente. «Sin querer, te tensabas un poco. Me costó desprenderme de eso. No fue culpa de nadie, era algo que me fui metiendo en mi cabeza», se sincera.