El periodista Javier Ruiz, durante la presentación de 'Las claves del siglo XXI', que hoy emite su segundo programa en TVE. / R. C.

Entrevista a Javier Ruiz, periodista «Me molestan los tertulianos con la cara de cemento»

Presenta 'Las claves del siglo XXI', la nueva apuesta de TVE por el debate, y dice sentir reverencia por Balbín

J. MORENO

El periodista Javier Ruiz (Valencia, 48 años) es uno de los fichajes de la nueva TVE. Se pone al frente de 'Las claves del siglo XXI', un formato que emite La 1 esta noche a las 22:15 horas y que abordará con expertos la situación de dos colectivos vulnerables en la sociedad: los mayores, excluidos de los trámites financieros, y los jóvenes, con sueldos bajos y alquileres altos. Además, recibe en plató al escritor Alejandro Palomas, que sufrió abusos por parte de un profesor religioso, y entrevistará a la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

-¿Qué sensaciones tiene tras el primer programa?

-Mi sensación después del estreno es que yo no vengo a salvar el periodismo ni a España. No soy arrogante ni pretendo salvar la profesión. Hago mi trabajo con la mayor honestidad, transparencia y profesionalidad posible. Creo que no estamos ofreciendo lo mismo que otras cadenas, sino un formato con información veraz. Es un programa con agua potable, no contaminada. Tenemos a expertos que opinan en sus áreas. Agradezco el aplauso de la crítica y hubiera deseado más de la audiencia que tuvimos. El dato me ha parecido mejorable y mi aspiración es ir a más.

-Hay muchos programas de debate en televisión, ¿qué tiene 'Las claves' de especial?

-Este programa no es sobre política. Es un espacio de debate que pretende trascender lo político. No queremos que el código sea binario, con los principales partidos políticos. Pretendemos presentar una realidad que es mucho más compleja que la de 'los míos tienen razón, el resto se equivoca'. No queremos bandos, sino explicar las cosas con sus complejidades. Y tampoco queremos expertos en todo o cuñados, que pontifican sobre todo y no saben de nada. Habrá autoridad en la opinión.

-¿Cree que ese 'cuñadismo' ha desprestigiado al periodismo?

-Creo que hay muchos medios que hacen periodismo como periodismo deportivo. Que creen que hay que proteger a los tuyos a toda costa. Y eso sí que desprestigia a la profesión, porque incluso hasta los más aficionados al Real Madrid reconocen cuando juegan mal. Pero en política, los más aficionados al PSOE jamás reconocen que ha jugado mal. E igual pasa con los del PP. No es el formato lo que desprestigia el periodismo, sino el espíritu con el que se hace. Yo no tengo nada en contra de las tertulias y los tertulianos, pero sí estoy en contra de aquellos tertulianos con cara de cemento. Los que nunca aceptan una falta de su equipo. Nos desprestigia el sectarismo.

LA FRASE:

  • Sobre el estreno. «Yo no vengo a salvar el periodismo ni a España. Hago mi trabajo con la mayor honestidad y profesionalidad posible»

-Y como tertuliano, ¿ha sido duro hablar a veces a una pared?

-Absolutamente. Hay gente muy honesta en las tertulias y que ejerce periodismo. Pero hay muchas plagadas de gente que está disfrazada de periodista y que actúa como activista. Este es el problema. Y está también en el público el saber distinguir si me están dando buen género o no.

-¿A dónde va el periodismo?

-Soy optimista. Llevo oyendo cómo se augura la muerte del periodismo desde que empecé la carrera. El buen periodismo va a sobrevivir y se va a hacer un hueco. Lo único es que hay que pedirle a la gente que sepa distinguirlo y sepa premiarlo. Que entienda que no es lo mismo un desinformador en YouTube que un periodista que informe, independientemente del soporte.

-¿Tiene libertad en TVE para plantear los temas e invitados?

-He tenido libertad absoluta. Estoy cómodo, pero vuelvo a decir que no tengo ningún afán político. Van a venir a nuestro plató, pero me molesta, y hablo yo como profesional, esto del equilibrio de la cuota de los partidos por su representación parlamentaria. Debe primar el interés informativo. Si queremos una prensa honesta y profesional, no podemos imponer cuotas a los periodistas. Que ejerzan su criterio.

-José Luis Balbín acusó al programa de aprovecharse del prestigio de 'La clave'.

-El 'Un, dos, tres' no es de Mayra Gómez Kemp. En primer lugar, mi reverencia a Balbín. Fue un grandísimo profesional pero interpretar que tú eres el único autor de un espacio... 'La clave' era algo más que Balbín. Era un espíritu y una forma de hacer de TVE. Fue un producto de la televisión pública que condujo magistralmente. E insisto, el formato es de TVE. Y yo pretendo seguir esa estela, la de periodistas como el propio Balbín, Iñaki Gabilondo o Luis del Olmo. No entendí esa reacción. Dicho esto, nosotros hacemos otro formato, con otras pretensiones.