Así son las huellas de Hermine en realidad virtual