Raún Gómez, presentador de 'Te ha tocado', el nuevo concurso que ha empezado esta semana en TVE. / R. C.

Raúl Gómez Actor y humorista

«Confío en durar los mismos años que 'Saber y Ganar'»

Tras recorrerse el mundo en 'Maraton man', el presentador debuta en La 1 con 'Te ha tocado', un nuevo concurso para las tardes de verano

J. MORENO Madrid

Treinta concursantes enfrentados en duelos por pareja con un objetivo final: poder jugar en un billar japonés, con catorce hoyos en los que hay regalos y mucho dinero, y llegar al bote final. Así es la fórmula de 'Te ha tocado' (lunes a viernes, 19.50 horas), la adaptación de un concurso francés que ocupará las tardes de La 1 de TVE en los meses de verano. Al frente del formato está el actor y humorista Raúl Gómez, que regresa a la pequeña pantalla tras recorrerse el mundo en 'Maraton man'.

-¿Cómo definiría 'Te ha tocado'?

-Es un programa que mezcla muchos elementos diferentes en los concursos. Uno es ese billar japonés, donde los concursantes pueden ganar dinero y regalos. Cuando se gira, en la tirada final, se enfrentan al bote con un solo agujero en el billar. Es un programa que mezcla habilidad, azar y conocimiento. Además, los participantes son siempre los mismos. El público son los concursantes y se va creando una familiaridad que mola mucho.

-Entonces sois como una familia en televisión.

-Es un casting extraordinario, formado por treinta personas que van dispuestas a sumar y a pasar un buen rato. Hay personas de todo tipo. Cualquier espectador se va a sentir identificado en cada uno de los perfiles que tenemos. Lo bonito es que, como pasamos tanto tiempo juntos, se crean unas sinergias muy chulas. Cuando salen los concursantes, voy conociendo un poco más de ellos. Es imposible no encariñarse y entre ellos hay muy buena relación. Cuando gana uno el bote, eso es una fiesta.

-¿Ha visto la versión original del concurso?

-Al final, el formato es el mismo. Lo que cambia son nuestras personalidades. Hay mucha risas y bromas. Más latina, no sé cómo decirlo. Y también cambia el presentador, claro. Yo tengo otra manera de presentar. En España, cuando suena la música, nos gusta mucho bailar.

-Su último proyecto en televisión fue corriendo ('Maraton man') y ahora estará quieto en un plató...

-Ahora me canso menos (risas). Y eso lo agradezco, después de estar los últimos años recorriendo el mundo a golpe de zapatilla y muchas maratones. Ha sido una etapa fascinante la que he vivido en 'Maraton man'. En 'Te ha tocado' estoy muy tranquilo, no tengo que correr. Y eso se agradece para la salud de mis rodillas. Y es la primera vez que me encargan presentar un concurso en un plató. Anteriormente había hecho 'Negocia como puedas' en Cuatro'. Estoy muy cómodo. Me lo he pasado muy bien y cuando acaba la grabación, salgo a correr.

-¿En qué otro concurso de televisión le gustaría participar?

-'Pasapalabra' es un concurso extraordinario y confío en durar los mismos años que este programa o, incluso, 'Saber y Ganar'. Nos han puesto a la misma hora de 'Pasapalabra'. Lo bueno es que vamos después de 'El Cazador', que ahora está viviendo su mejor momento en televisión. Y competir contra el concurso estrella de Antena 3… Es una apuesta de TVE por el formato. Todos sabemos que 'Pasapalabra' es un programa extraordinario, pero la idea es ser unos vecinos de parrilla bien avenidos. Todos los éxitos de Roberto Leal son mis éxitos, porque somos muy amigos.

El programa

«Mezcla habilidad, azar y conocimiento y al ser el público los concursantes se crea familiaridad»

-¿Y otro formato que le gustaría presentar?

-Incluso me veo presentando los informativos de TVE (risas). Me gusta mucho la televisión y el entretenimiento. Y apostar por formatos novedosos. Me encantan los retos. Me da igual el programa que sea, pero tiene que tener una esencia positiva y que haya buen rollo, e incluso contar historias.

-Muchos espectadores le empezaron a poner cara en 'Caiga quien caiga'. ¿Vería posible su regreso?

-Siempre soñé en poder ponerme el traje de esos hombres de negro y las gafas de sol, haciendo preguntas irreverentes a cualquier personaje conocido. Después de diez años haciendo televisión, pude cumplir ese sueño, que fue el año en el que España ganó el Mundial. Este programa lo revolucionó todo en su estreno y la manera de hacer un periodismo más canalla. Creo que la fórmula era tan increíble, que otros programas empezaron a replicarla constantemente. Ahora no sé si vería la vuelta de 'Caiga quien caiga', pero las preguntas incómodas siempre molan y sería bueno para la televisión.