Miguel de Lucas, presentador

«No nos acabamos de creer el patrimonio tan rico que tenemos»

Conduce 'Un país mágico' (La 2), que fusiona la magia y la cultura y que ha batido su récord de audiencia con medio millón de espectadores

GONZÁLO CÁMARA ECHEVARRÍA Madrid

Miguel de Lucas (Zamora, 44 años) se estrenó en 2017 como presentador del programa de La 2 de RTVE 'Un país mágico' en las ciudades de Zamora y Valladolid. Al frente de este programa que se emite los sábados a las 18:30, pretende dar a conocer algunos de los rincones a la sombra en nuestro país, sacando a la luz la riqueza cultural, artística o gastronómica que esconden. «Queremos acercar el patrimonio tan rico que tiene este país mágico a cuantas más personas mejor», asegura este ilusionista. En octubre dio comienzo la sexta temporada de 'Un país mágico' y su anterior visita a Santillana del Mar logró batir el record de audiencia del programa con más de medio millón de espectadores.

–¿Cómo se le ocurrió la idea de juntar magia y cultura en el mismo programa?

–Son dos conceptos que se fusionan de una manera armónica. Siempre me ha gustado el mundo del turismo y lo que implica, no solo las cosas conocidas, sino también los lugares desconocidos y también hacer magia. Pensé que era una idea que podía atrapar a mucha gente.

–¿Desde cuando han estado con usted estas dos pasiones?

–La magia no llegó a mi vida de niño como tal pero sí hacia de pequeño muchas actividades de animación en campamentos. Ahí fui descubriendo que la magia era un elemento para captar la atención de los demás. Estudié magia en la escuela de Ana Tamariz en Madrid, y sin pensarlo demasiado di el salto al mundo profesional.

–¿Cómo le reciben en las ciudades y pueblos que visita?

–Me reciben genial porque la gente está como loca de que vayamos. Mostramos lo mejor de su tierra, de su gastronomía, de su patrimonio... Siempre nos reciben con los brazos abiertos y con regalos.

–¿Pretende dar a conocer el arte, la cultura o la gastronomía de estos lugares a niños y adultos?

–Estamos muy enfocados al público de La 2, con motivaciones culturales, de patrimonio e inquietudes de todo tipo. Por otro lado, la magia es un elemento universal que atrapa a todos, tanto a niños como a adultos. De hecho, hay algunos colegios e institutos que ponen algunos capítulos por el interés de los contenidos.

–¿Disfruta haciéndolo?

–Por supuesto, cada día disfruto más. Quiero dejar claro que no soy periodista. Solo soy un tipo curioso que pregunta por las cosas que preguntaría cualquiera. Uno de los secretos del programa es que las preguntas que respondemos no son complejas, sino que son esas que cualquier persona podría hacer. Al fin y al cabo, buscamos en el programa el interés general por la cultura.

–¿Considera que es necesario el entretenimiento a través de la magia para llegar a conectar con su audiencia?

–Sin ninguna duda creo que es la mejor forma de conectar con la gente. Cuanto más cerca estemos de ellos será mejor para poder transmitir los contenidos. Es muy interesante buscar un gancho con el público para después transmitir lo que quieres.

–¿Algún rincón que le haya sorprendido?

–La Universidad Pontificia de Comillas. Por fuera es un edificio magistral pero de puertas hacia dentro, cada pintura, las escaleras, cada barandilla, cada aula esconde alguna historia detrás.

–¿Cree que valoramos lo suficiente nuestro patrimonio?

–Creo que se podría valorar mucho más. Los españoles somos los primeros que tenemos que valorar nuestro patrimonio. Es lo típico que uno es de Palencia, pasa por la plaza de la Catedral y no se para un momento a observarla, cuando muchos turistas alucinan. Hay que empezar a presumir de país y no dejar que ningún tipo ideología se apodere de la bandera. Este país es de todos y hay que poder pasear tranquilo con una bandera de España. Yo desde luego soy muy español y esta frase no me identifica con ninguna ideología, solo con el amor que siento a lo que tenemos en este país.

–¿Estamos destruyendo nuestro patrimonio o lo estamos haciendo bien?

–Habría que entrar en particularidades, pero creo que cualquier piedra que se caiga es un paso atrás. Cada una de ellas han marcado lo que hoy en día somos. Cuanto más cuidemos nuestro patrimonio, más sabremos en el presente y también lo que nos espera en el futuro.

–Dan a conocer la España despoblada.

–Desde luego. Es una manera de conocer este país y visitar sus ciudades más pequeñas y desconocidas por la gente, lo que lo hace un programa aún más especial.

–¿Qué es lo que más reclaman estos lugares de España con poca población?

–Piden mucha ayuda de todo tipo, de transporte, sanidad, las cosas que nos preocupan a todos los españoles. Básicamente tener todos los servicios básicos cubiertos.

–¿Por qué crees que en España hay mucha riqueza cultural a la sombra y que se desconoce?

–Valoramos mucho más lo que tenemos fuera y no nos acabamos de creer el patrimonio tan rico que tenemos. Desde el colegio deberíamos empezar a conocer las propias ciudades a fondo y las ciudades limítrofes.