Los Reyes ceden el protagonismo a sus hijas en la felicitación navideña

Eligen una imagen de la Princesa Leonor y la infanta Sofía en Somao, el pueblo Ejemplar de Asturias

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

Los Reyes de España han cedido el protagonismo a sus hijas en la tradicional felicitación navideña. Don Felipe y doña Letizia han elegido una foto de la princesa Leonor y la infanta Sofía durante su visita a Asturias en octubre pasado. En concreto se trata de una estampa realizada en la localidad de Somao, en el concejo de Pravia, considerado «pueblo ejemplar» del Principado este año.

«Que esta Navidad nos traiga un Año Nuevo 2021 especialmente lleno de esperanza», reza la tarjeta navideña, que está firmada por los cuatro. Como es habitual en la familia real se usa el castellano y el inglés, ya que la felicitación se envía también al extranjero.

Del mismo modo, y como es tradición, la familia real también ha incluido una felicitación junto a las firmas de don Juan Carlos y doña Sofía, una costumbre que se ha mantenido pese a que el rey emérito lleva cuatro meses en su 'exilio' voluntario de Abu Dabi debido a sus problemas judiciales. «Felices Pascuas y Año Nuevo 2021″, se puede leer en la tarjeta, acompañada de una foto del cuadro de 'La Natividad' del pintor Juan Correa de Vivar, del siglo XVI, expuesto en un retablo del Museo del Prado.

La firma de Felipe VI, la Reina Letizia y la Princesa de Asturias y la infanta Sofía (arriba); la firma de los Reyes Juan Carlos y Sofía (abajo a la izquierda), y la imagen de un retablo de Natividad firmado por Juan Correa de Vivar (siglo XVI) / Casa Real

La elección de una foto de Leonor y Sofía tiene que ver con el deseo de que la dos vayan teniendo más protagonismo. Este año, pese a la pandemia, han participado en más actos que nunca y también se han implicado enviando un vídeo destinado a los más jóvenes.

Hoy, sin ir más lejos, los cuatro han participado en la reunión del patronato de los premios Princesa de Girona donde Leonor ha pronunciado un discurso en catalán. Es la primera vez que se ve a la familia juntos desde los premios Princesa de Asturias.