La reina Margarita de Dinamarca, en una imagen de archivo.

Dinamarca se queda sin cuatro príncipes en un día

La reina Margarita decide retirar el título a los hijos del príncipe Joaquín, quien asegura «estar muy triste por verles tristes a ellos»

JOAQUINA DUEÑAS Madrid

La reina Margarita de Dinamarca ha retirado los títulos de principescos a cuatro de sus nietos, concretamente, a los hijos del príncipe Joaquín de Dinamarca, Nicolás, Félix, Atenea y Enrique. Una vez hecho el anuncio, la monarca ha hecho sus primeras declaraciones públicas explicando las razones de esta decisión: «Es una consideración que he valorado durante bastante tiempo y creo que será buena para ellos en el futuro. Esa es la razón», ha dicho.

Sin embargo, parece que su hijo Joaquín, padre de los afectados, no comparte su opinión. Desde el principio se mostró contrariado con la medida y después de que la casa real danesa matizara que él ya había sido informado el pasado 5 de mayo, ha decidido aclarar algunos puntos. Según su versión, el plan inicial era que se les quitaría el título al cumplir los 25 años, aunque conservarían los de conde y condesa de Monpezat y su lugar en la sucesión al trono. Pero, más tarde, le avisaron desde palacio de que todo se iba a adelantar: «Me avisaron cinco días antes, para contar a mis hijos que en Año Nuevo les van a quitar su identidad», ha contado al tabloide 'BT'. «Estoy muy muy triste por verlos tristes a ellos y sin entender lo que les ha ocurrido», ha transmitido.

El hijo de la reina desconoce el motivo que hizo cambiar el ritmo de las decisiones y ha explicado que pidió un tiempo para poder aportar algunas sugerencias. «Estoy tan apenado por mis hijos que solo exijo la verdad. Y es la que yo digo», ha sentenciado.

El comunicado emitido por la casa real mantiene los títulos de conde y no altera sus puestos en la línea de sucesión, tal como le había sido trasladado al príncipe Joaquín, si bien adelanta la entrada de la retirada de los títulos de príncipe y princesa al 1 de enero de 2023. «La decisión está en línea con adaptaciones similares a las que otras casas reales han implementado de diferentes maneras en los últimos años», señala el documento, que también establece que el objetivo es «que sus cuatro nietos puedan moldear sus propias vidas sin verse limitados por las especiales consideraciones y obligaciones que implica una afiliación formal a la Casa Real como institución».

Lo que para la reina permitirá que sus nietos puedan tomar las riendas de su vida sin estar ligados a las obligaciones oficiales de la corona, para la madre de los dos hijos mayores del príncipe Joaquín, su primera mujer, la condesa Alejandra, es una «exclusión» que ha hecho que se sienta «conmocionada» y, al igual que su exmarido, «triste».