Mucho más que una falda

Pablo Erroz, diseñador de la comentada prenda que lució la reina en Valldemossa, sostiene que la moda «también tiene un discurso social»

ARANTZA FURUNDARENA

Pocas horas antes de que la reina Letizia recorriera las calles de Valdemossa luciendo con gracia una favorecedora falda de vuelo con motivos de inspiración mallorquina, su diseñador, Pablo Erroz, había cumplido 33 años. «Que ella eligiera mi prenda para esa ocasión ha sido un estupendo regalo de cumpleaños», reconoce este creador de apellido vasco, nacido en Mallorca de padre asturiano y madre navarra. Detrás de ese tejido cien por cien artesanal y de ese impecable corte, hay toda una historia e incluso un mensaje que merecen ser contados.

Mallorquín de primera generación, soltero y dueño de un perro y un gato, Pablo Suárez-Puente Erroz (para su marca utiliza el apellido materno) es hijo de un asturiano que, tras unos años en Londres, llegó a Baleares buscando el sol y acabó convertido en un conocido empresario de la noche, con discotecas de éxito como 'Mi Habana'. La madre, nacida en Pamplona y escaparatista de profesión, también se instaló en Palma atraída por el clima. Allí se conocieron y nacieron sus dos hijos, Pablo y su hermana, que es enfermera. Hoy el diseñador vive entre Barcelona y Palma, «pero gran parte de mi familia reside en la isla y somos una piña».

Erroz se enteró por casualidad de que la Reina había elegido su falda para el primer posado de la Familia Real del verano. «Me lo dijo mi madre, que lo estaba viendo por la tele». Formado en Inditex y considerado por 'Vogue' «digno heredero del 'cool' neoyorquino», el diseñador está encantado con el uso que Letizia le ha dado a la prenda. «Más que una imagen 'royal' ha transmitido una imagen muy natural, algo supermediterráneo que coincide con mi marca y sus valores. Está claro que Eva Fernández, la estilista de la Reina, hace un gran trabajo», asegura. Incluso el top verde (de otra marca) con el que Letizia combinó la falda, y las alpargatas planas le parece al diseñador «un estilismo muy acertado».

El mallorquín estará mañana en el cóctel de Marivent. «Estoy deseando estrecharle la mano a doña Letizia»

Todo había empezado mucho antes. Erroz, cuya marca acaba de cumplir 10 años y hoy fabrica también muebles, alfombras y objetos de decoración, presentó en la MBFW de Madrid, en marzo, su nueva colección, basada en prendas y tejidos de inspiración mallorquina. Al desfile asistió Begoña Gómez, la mujer del presidente Sánchez. Pero no la Reina ni su estilista. A doña Letizia el diseñador la había conocido días antes, cuando acudió a apoyar al sector de la moda. «Me pareció muy concienciada e involucrada. Ella es una imagen de marca España estupenda y se ha convertido en un icono de estilo».

«Es una meta de muchos diseñadores vestir a la Reina», reconoce el mallorquín. «Pero en mi caso ha ocurrido de una manera muy natural, a través de la relación que mantenemos con Eva, su estilista». Un día le llegó el encargo, junto con las medidas de doña Letizia... Erroz decidió entonces diseñar una falda midi de talle alto realizada en 'ikat', el emblemático tejido tradicional mallorquín famoso por el estampado de lenguas o flámulas, aunque en este caso eran «topos difuminados». Se lo tejieron a mano en Bujosa, uno de los tres únicos telares artesanales que quedan en la isla.

Realizada en algodón cien por cien, «con varios lavados para otorgarle mayor fluidez», la falda lleva siete metros de tela y necesitó varios cortes debido a que las piezas de 'ikat', al proceder de telares manuales, tienen un ancho limitado. Erroz envió la prenda a Zarzuela tres semanas antes por si había que recitificar algo. «Pero no fue necesario». Tampoco le indicaron cuándo iba a estrenarla.

Es tradición que todo lo que se ponga Letizia se agote en las tiendas. Erroz, que solo vende 'online' y es partidario de «comprar menos y mejor», pondrá en breve la falda a la venta, «con algunas variaciones», por un precio de 1.045 euros. Y, como todas sus prendas, incluirá un QR que explica quién la ha confeccionado y con qué técnicas. «La moda es sostenibilidad, inclusión y también tiene un discurso social», defiende el diseñador mallorquín, que ha sido invitado al cóctel que mañana ofrecen los Reyes en Marivent a la sociedad civil balear y está deseando estrechar la mano de doña Letizia. «Todavía no sé qué le diré, prefiero que la cosa fluya».