La visibilidad en redes sociales de la salud mental

La salud mental necesita también tener sus cuidados, sin miedo a los tabúes.

@ISLAINFLUENCIA Las Palmas de Gran Canaria

Las redes sociales son una oportunidad increíble para convertirse en altavoces de buenas noticias y mensajes que ayuden a los jóvenes y no tan jóvenes a encontrar sentido y propósito a la vida

Actualmente no paramos de ver noticias relacionadas con la Salud Mental y creo que ya era hora de concienciar a la población que nuestra mente es parte fundamental en nuestra vida y necesita también tener sus cuidados, sin miedo a los tabúes.

Victor Santana (@onlyitboy)

«Por suerte, para mí, las redes sociales están siendo fundamentales para poder transmitir en primera persona lo que me sucedía con la ansiedad y el desconocimiento que tenía al respecto por la falta de información. A medida que contaba mi día a día y como me sentía, salían muchos seguidores con los mismos problema e incluso peores que les daba miedo contarlo por el qué dirá e incluso por el rechazo de la sociedad«.

«Gracias a ella he podido llevar a cabo diferentes proyectos solidarios consiguiendo un gran alcance de visibilidad en el tema».

«He querido saber también la opinión de dos amigos expertos en lo relacionado a la salud mental y cómo ven la conexión con las redes sociales Nayara Ortega, Psicóloga y Alberto Perez Coach».

Nayara Ortega, Psicóloga (@nayaraortega_psi)

«Como muchas otras cosas la respuesta está el uso que se haga de ellas».

«Cada vez vivimos más conectados al último reto viral, las últimas tendencias, el último producto que ha salido, cuál es el nuevo restaurante de moda, o que ejercicio tengo que hacer y que comer para conseguir el cuerpo de la imagen que estoy viendo«.

«Mucha de esta información la podemos obtener en las redes sociales, lo que nos crea la necesidad de estar permanentemente conectados, dejando de lado otras actividades y relaciones personales beneficiosas para nuestro bienestar o invertir nuestro tiempo de una forma más óptima».

«Si usamos las redes sociales sin un espíritu crítico es muy probable que influyan negativamente sobre nosotros. A través de la pantalla tendemos a comparar lo que vemos con nuestra propia vida y en algunas ocasiones la conclusión a la que se llega es que lo que vemos es mucho mejor de lo que tenemos. Si dependes de los refuerzos externos (likes) para sentirte bien, puedes llegar a hacer casi cualquier cosa para recibirlos, aunque ello suponga poner en riesgo tu salud física y mental o la de los demás«.

«A consulta cada vez llegan personas mas jóvenes con problemas de ansiedad, depresión, baja autoestima, y problemas de alimentación porque siguen al pie de la letra todo lo que ven en redes sociales».

«También podemos observar las consecuencias negativas de las redes sociales en nuestro cerebro. El estar expuestos constantemente a estímulos genera alteraciones en el cerebro que provocan problemas de concentración, falta de atención, dificultad para leer textos largos, problemas de memoria y adicción, entre otros«.

«Sin embargo, no todo lo relacionado con las redes sociales es negativo. Si se hace un uso responsable y crítico de ellas, puede ser una forma de estar conectados, socializar e incluso aprender del conocimiento compartido por otros usuarios».

Alberto Perez, Coach (@albertops2020)

«Las redes sociales han venido a cambiar la forma en la que nos relacionamos. Antes era simplemente entretenimiento, ahora incluso son requeridas en portales de búsqueda de empleo convirtiéndose así en nuestra carta de presentación».

«La digitalización es todo un desafío ya no futuro sino presente».

«El fenómeno de las redes sociales pone de manifiesto una gran y contradictoria paradoja, cuanto más conectados parecemos estar más solos nos podemos sentir».

«Aquí no hay moralidad, no son ni buenas ni malas. Depende del uso que hagamos de ellas».

«Como en otras muchas cosas en la vida considero que nos falta entrenamiento para hacer un uso adecuado de las mismas. Personalmente me asusta lo hostil que pueden llegar a ser las redes sociales En un momento en el que la ansiedad, la depresión y el suicidio están haciendo estragos en la sociedad creo que todos tenemos la responsabilidad de convertir las redes en un espacio seguro, hemos de volvernos personas, la pandemia ha puesto de relieve nuestra vulnerabilidad, sirva esta oportunidad como una invitación a cuidar unos de otros. El uso excesivo, la dependencia, la toxicidad de los comentarios debieran ser sustituidos por comportamientos y actitudes de respeto, cooperación y empatía. Las redes sociales son una oportunidad increíble para convertirse en altavoces de buenas noticias y mensajes que ayuden a los jóvenes y no tan jóvenes a encontrar sentido y propósito. Necesitamos referentes que nos devuelvan ilusión. Como coach y queriendo ir un poco más allá, creo que la situación actual de las redes sociales nos enseña que estamos ante una generación emergente hambrienta de conexión real y autenticidad«.