Gerard Piqué. / reuters

Piqué regresa a su antigua casa familiar

El exfutbolista llevó a su hijo mayor a su fiesta del décimo cumpleaños

JOAQUINA DUEÑAS

El hijo mayor de Shakira y de Gerard Piqué, Milan, cumplió 10 años el pasado domingo. El viernes, el exfutbolista había pasado a recoger a los pequeños y fue el mismo domingo cuando el deportista regresó a la que había sido su hogar familiar para llevar de regreso a su hijo. Allí le esperaba la cantante con un grupo de amigos del menor para celebrar la efeméride por todo lo alto.

Aunque poco se sabe de lo que sucedió dentro, la expareja no tuvo por qué compartir tiempo ya que la vivienda está conectada a través del jardín y de la piscina con otros dos chalés, el de los padres de la cantante y el de los padres de Piqué. Precisamente desde el programa 'Plan de Tarde', conducido por Toñi Moreno, señalaban que el exfutbolista se había ido a la casa de sus padres para continuar con su trabajo en la Kings League, su liga de fútbol de streamers.

En todo caso, a pesar de la tremenda repercusión que ha tenido el último trabajo de Shakira en el que se refiere a su exmarido y a la nueva pareja de este, han sabido organizar el fin de semana de modo que el niño pueda pasar el día de su cumpleaños compartiendo tiempo con cada uno de sus progenitores a la vez que ha disfrutado de una fiesta por todo lo alto con los amigos.

Mientras tanto, Shakira sigue disfrutando de las mieles de su último éxito, con visitas de fans a las puertas de su casa a los que no ha dudado en saludar desde su balcón luciendo una peculiar sudadera en la que llevaba impresa uno de los versos de la canción: «Las mujeres no lloran, las mujeres facturan».