Issa Rae, actriz protagonista de 'Retrato de un matrimonio' / ANGELA WEISS

«No permitiré que me encasillen en el estereotipo de la atrevida chica negra»

Protagoniza el drama romántico de la escritora y directora Stella Meghie 'Retrato de un amor', que se estrena mañana

MARÍA ESTEVEZ Los Ángeles

Issa Rae es una artista atrevida que da muchas piruetas profesionales. Partidaria del movimiento 'Black Lives Matter', esta actriz, guionista y productora está considerada como un talento prometedor desde que lanzara su serie 'The Misadventures of Awkward Black Girl' en YouTube en 2011. Su éxito en la plataforma se tradujo en un salto exponencial cuando HBO le ofreció protagonizar 'Insecure', convirtiéndose en la actriz cómica más prometedora de Hollywood. Ahora encabeza el reparto de la película 'Retrato de un amor, un drama atípico que reparte por igual la melancolía y las carcajadas.

En una industria donde los artistas negros luchan con uñas y dientes por oportunidades y reconocimiento, 'Retrato de un amor' supone una reivindicación en un delicado momento. Además, Rae no para. A principios de año estuvo en Nuevo México grabando un nuevo proyecto para HBO -del que no puede hablar por el momento-, antes de que la pandemia paralizara todo.

-¿Ha conseguido en una década lo que muy pocas actrices de color pueden lograr en una vida?

-Soy muy consciente de ello y me incomoda. Quiero tapizar mi carrera con personajes de todo tipo. Siento dentro de mí un espíritu que me obliga a actuar sin parar y quiero vestir cualquier tipo de personalidad. Mis personajes son únicos; en el caso de 'Retrato de un amor' hablamos de drama y de romance. Y aunque soy conocida por el humor, estoy interesada en demostrar mi capacidad para el drama. No permitiré que me encasillen en el estereotipo de la atrevida chica negra.

-¿Por qué decidió interpretar esta película?

-Es una historia de amor entre dos personajes de color y me interesó desde el primer momento. Fue un honor que Stella pensará en mí para el papel. La idea de crear un romance en el cine despertó a la adolescente de mi juventud. Yo me pasaba la vida viendo este tipo de películas y poder interpretar a una mujer que se enamora me pareció un verdadero regalo.

-¿Tiene algo en común con Mae, su personaje?

-Mucho. Las dos carecemos de vulnerabilidad, sentimos que no somos buenas para enamorarnos.

-Se estrena también una nueva temporada de 'Insecure', la quinta, en HBO. ¿Va a seguir rapeando en pantalla?

-Claro, me encanta rapear y hacer música. Esta serie ha sido una bendición para mí. No siento que lleve cinco años interpretándola, al contrario, me parece que fue ayer cuando me dieron el papel. Es muy halagador lo que me ha ocurrido gracias a este personaje y estoy emocionada de seguir invirtiendo mi tiempo en ella.

-Los Ángeles se ha convertido en un personaje para 'Insecure' como fue Nueva York para 'Sexo en Nueva York'. ¿Qué cree que está ocurriendo en Los Ángeles?

-Vivimos, en la actualidad, un renacimiento de la ciudad. Desde luego, Los Ángeles es un personaje central en la serie y nuestro barrio, Inglewood, una cápsula donde vive nuestra comunidad. Es precisamente en Inglewood donde se sufre ahora la mayor gentrificación porque se está construyendo un nuevo estadio de baloncesto y se están alquilando muchos locales. Esos cambios están impactando en la comunidad y nosotros lo retratamos en la serie.Diálogo natural

-¿Cómo ha evolucionado su humor a lo largo de los años?

-Al tener la oportunidad de escribir la serie, puedo permitirme que el trabajo sea más fácil. Nunca quise que la serie se entendiera como una comedia de situación tradicional con continuas líneas de diálogo que fueran bromas. He intentado crear un diálogo natural, como una conversación real, y el humor aparece en esas situaciones.

-¿Dónde encuentra su inspiración?

-Me encanta hablar en alto para animarme a hacer cosas. Lo hago constantemente a riesgo de que me tomen por chalada, pero el lugar donde surgen mis mejores ideas es el cuarto de baño. Cuando estoy desnuda, surgen las bromas más crudas, tal vez porque en esos momentos no puedo escaparme de mí misma, pero mirarme en el espejo del baño y dar rienda suelta a mi creatividad me fascina. He usado ese elemento personal en la serie y este año, mientras Issa evoluciona, la veremos hablando en el espejo y al espejo contestándola.

-¿Qué le irrita?

-No sé por qué te voy a decir esto, pero me irrita cuando la prensa se equivoca al escribir lo que digo. Me disgusta mucho. No me gusta que me malinterpreten, ni que saquen de contexto mis respuestas para empujar una narrativa distinta a la mía. Me da miedo que, cuando haces arte, se pregunte ¿por qué lo haces? Cuando te entregas con pasión a un proyecto, y tienes una intención en mente, es el público el que debe juzgarte.