Pepe Navarro. / Telecinco

Pepe Navarro habla por primera vez sobre la paternidad del hijo de Ivonne Reyes

El presentador ha dejado una prueba de paternidad en su testamento para que sus hijos reconocidos demanden a Alejandro cuando él fallezca

JOAQUINA DUEÑAS

«Con certeza, el hijo de Ivonne Reyes no es mío». Así de rotundo fue Pepe Navarro en su intervención en el programa de televisión 'Sálvame Deluxe', al que acudió anoche para hablar de la polémica sobre su paternidad nunca reconocida. Recién cumplidos los 70 años, el periodista ha decidido dar un paso al frente y ofrecer su versión. «Lo de Ivonne ha sido una mentira. Tengo cuatro hijos y esa es la verdad», aseguró a la vez que añadió que la modelo «no ha contado ni una sola verdad».

El precursor de los 'late night' en España reveló que ha dejado una prueba de ADN en su testamento para que cuando llegue el momento, sus descendientes puedan demandar al hijo de Ivonne Reyes, Alejandro. Respecto a este último, lo describió como «la gran víctima». «Ese adulto necesita ya saber la verdad, tener una tranquilidad, lo va a pasar fatal con esa mochila encima», afirmó.

En cualquier caso, Pepe Navarro reconoció que se equivocó al no hacerse la prueba de paternidad al ser requerido judicialmente para ello. «Fue una cabezonería mía. Me equivoqué», se lamentó. «Decidí no hacerme la prueba de paternidad por dignidad», comentó mientras explicaba que le envió al juez un folio con todos sus motivos.

El comunicador sí reconoció que anteriormente había tenido una relación con la venezolana a pesar de que siempre lo había negado públicamente. Ivonne tuvo tres abortos de Pepe durante su romance, que duró «dos años escasos», en palabras del presentador, aunque en el juicio Ivonne declaró que había durado cuatro. Luego, «desaparece la relación y desaparece para siempre. Salvo en el 99 que nos volvemos a ver, pero nos volvemos a ver como me puedo ver como una amiga», describió. Una nueva etapa en la que su relación fue, según dijo, «paterno filial» más que otra cosa y añadió que «Ivonne y yo no tuvimos relaciones en el instante que ella se queda embarazada. No sé por qué decide que sea yo el padre».

En aquella época, a la modelo se le asignaron diferentes romances. Entre los nombres que sonaron, el de González de Caldas, ex pareja de Sofía Mazagatos; el futbolista Pedja Mijatovic; el empresario Javier Buch; el cantante Sergio Dalma o el colaborador de televisión Alessandro Lecquio. Precisamente sobre estos dos últimos se especuló con la posibilidad de que uno de ellos fuera el progenitor de Alejandro.

Pepe Navarro dijo sentirse culpable cuando mira aquella etapa con perspectiva a pesar de que ya no pueda hacer nada para cambiarlo. «Tengo dos hijos con Eva maravillosos y siento culpabilidad» y explicó que «quería a Eva Zaldívar» y que nunca se enamoró de Ivonne Reyes. «Cuando acabo con esta mujer busco un segundo hijo con mi mujer y lo tenemos. Luego me separo de Eva porque la vida me lleva por otros derroteros y se acabó», explicó.

Fue en 2010 cuando el juez citó a Pepe Navarro hasta en cuatro ocasiones para que sometiera a las pruebas de paternidad en el instituto de toxicología. Ante su negativa, se determinó que él era el padre de Alejandro Reyes y le impuso la correspondiente pensión de alimentos. Pepe siempre ha sostenido que no era el padre y ha recibido el apoyo de su familia. Tanto es así que incluso tras su difícil separación de Eva Zaldívar, se mantuvo a su lado en este tema. Su hija Andrea Navarro decidía actuar al respecto y hace cinco años contrató a un detective privado para poder hacerse una prueba de ADN con Alejandro. Un examen que demostró que no eran hermanos.