Borrar
Palomo Spain. Óscar Chamorro
Palomo Spain, Premio Nacional de Diseño de Moda, por hacer valer «una mirada propia»

Palomo Spain, Premio Nacional de Diseño de Moda, por hacer valer «una mirada propia»

«Desde la firma estamos mandando el mensaje de que la estética y el 'look' no tiene que ir ligada a un género«, asegura el diseñador

Iker Cortés

Madrid

Martes, 9 de julio 2024, 14:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Desde Posadas, una localidad cordobesa de apenas 7.500 habitantes, Alejandro Gómez Palomo, diseñador y director creativo de la firma Palomo Spain, se propuso, hace ahora ocho años, reinventar la moda sin género, a base de tesón, humildad y cantidades ingentes de esfuerzo. No hay duda de que lo ha conseguido.

Solo en esa clave puede entenderse que el Ministerio de Cultura galardonara ayer al modisto de 32 años con el Premio Nacional de Diseño de Moda, dotado con 30.000 euros. El jurado reconoce con esta distinción la obra de un creador personal y diferente, que ha conseguido «hacer valer una mirada propia» dentro del sector del diseño de moda, «dando voz a la inclusión, a la diversidad y abogando por nuevos formatos de expresión artística a través de una propuesta disruptiva».

Destaca también que desde que presentara su primera colección, en 2016, Palomo Spain se ha consolidado como «uno de los creadores más destacados dentro del sector de la moda en España, con una intensa proyección internacional». Asimismo, señala que con su trabajo «ha contribuido al proceso de transformación del ecosistema del diseño de moda con una estética característica: irreverente, barroca y audaz».

En resumen, el premiado se afana en diseñar una ropa para personas que no se atienen a los clichés de la masculinidad ni la feminidad dictados hace décadas. Volúmenes, escotes, flores, plumas, flecos... Él mismo ha llegado a decir que ha emprendido el camino que décadas atrás tomó Coco Chanel. Ella liberó a la mujer, él pretende hacer lo propio con el hombre, dando «una oportunidad a gente que no tenía dónde vestirse». En ese ejercicio, el diseñador ha logrado desbloquear alguna mente, «que ha sido lo más bonito de estos años», en los que puede presumir de haber desfilado con éxito en París y Nueva York cuando era un recién llegado al sector.

Formado en la prestigiosa escuela Central Saint Martins, Palomo Spain se dio a conocer al gran público hace ahora seis años tras convertirse en miembro del jurado del concurso 'Maestros de la costura', donde se puede disfrutar de un «chico sin demasiado artificio, original, cercano y tierno». Así es como se definía tímidamente el joven modisto en una entrevista para este periódico, en la que agradecía que el programa de televisión, que hasta el momento tiene seis temporadas, le saque unos meses del pueblo en el que mantiene su taller.

«Tengo una vida sencilla y normal y eso me distrae un poco del día a día. Te sientes por un momento una celebridad, que no me considero para nada», añadía entonces quien tiene un papel más amable que el de sus compañeros del jurado (Lorenzo Caprile y María Escoté), aunque no sea nada estudiado: «No he echado una bronca a mi equipo en la vida. No lo voy a hacer allí. Prefiero ser el bueno que el malo».

Ruptura de géneros

El jurado también destaca que Palomo Spain «genera un imaginario creativo propio, reconocible y apreciado por crítica y público, que aboga por romper con los géneros establecidos y hacer de la moda un instrumento de expresión y defensa de la diversidad». «Yo hago ropa para quien quiera ponérsela», aclara él, sin más. No en vano, el propio diseñador afirmaba ayer a Europa Press, en una entrevista concedida con motivo del galardón, que «desde Palomo Spain estamos mandando el mensaje de que la estética, el 'look' y la forma de presentarse ante el mundo no tiene que ir ligada a un género».

Rossy de Palma o Pedro Almodóvar adoran su estilo, pero lo cierto es que su ropa ya es universal. Su nombre comenzó a resonar internacionalmente el día en que Miley Cyrus estrenó el videoclip del sencillo 'Malibu', donde lucía un top de gasa con cristalinos bordados a mano. Después llegó la espectacular imagen con la que Beyoncé presentó a sus mellizos, con aquel despampanante y nada discreto vestido de flores. Luego vendrían Madonna, Rosalía...

El diseñador se mostraba ayer «tremendamente feliz» y «superorgulloso» del trabajo que ha hecho su equipo en los últimos años. «Para nada creía que lo pudiese ganar este año. Había oído el rumor de que podía ser, pero no esperaba que fuese algo tan inminente», explicaba.

Palomo Spain aprovechó la oportunidad que los medios de comunicación le brindaban para dejar claro que la moda es un sector «muy difícil» en España, donde «falta mucho desarrollo». «Normalmente se ve más lo de fuera, la pompa o la pasarela, pero no hay mucha cultura de invertir o de tener el hábito de comprar en moda de autor o en moda de marca independiente».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios