Nueva York se rinde a la moda

08/09/2018

La ‘Fashion Week’ neoyorquina arranca con las colecciones de los diseñadores Tadashi Shoji, inspirada en el cosmos, y Jeremy Scott, con sus originales y desenfadados diseños

ETIQUETAS:
- moda

La nueva colección de Tadashi Shoji inspirada en el cosmos, repleta de lunas, estrellas y lentejuelas, y los vibrantes colores flúor de las propuestas del diseñador Jeremy Scott brillaron en la primera jornada de la Semana de la Moda de Nueva York (New York Fashion Week 2018/2019).

Scott deslumbró, literalmente, a sus seguidores en la pasarela del Spring Studio, en Manhattan, con originales y desenfadados diseños en los que alternó prendas de estilo «motero» y militar, dominados por el color amarillo flúor, naranja intenso y verde lima. El modisto estadounidense, que además de capitanear su propia marca desde 1997 es el director creativo de la firma Moschino, no decepcionó con su arriesgada línea urbana, entre las que destacaban grandes botas hasta la rodilla inspirados en el mundo del ciclomotor, y jerséis y chaquetas en las que se leían palabras como riot, power, sex, revolt o resist.

Sus diseños, populares entre grandes estrellas del mundo de la música, son conocidos por representar una fusión entre la alta costura y la moda callejera. El diseñador de Kansas presentó también unos llamativos petos que incluían en su estructura unas botas de tacón en punta, y que dejaban al descubierto a través de una cremallera todo el torso y la espalda.

No faltaron al evento la famosa bloguera Chiara Ferragni, la cantante del momento, Cardi B, la supermodelo Gigi Hadid y Paris Jackson.

En contraposición al carácter informal del modisto de Kansas, presentó también sus propuestas un risueño Tadashi Shoji, que se inspiró en el cosmos y el universo para presentar una línea de elegantes y sensuales trajes de gala plagados de estrellas, lunas, y lentejuelas. En este desfile, en el que se presentaron unas 40 propuestas, destacaron los femeninos escotes en pico, «off the shoulder», o cuellos halter en ceñidos vestidos azules, rosas y verdes metalizados, así como los blancos y negros clásicos y algunos rosas pastel. Destacaron los vestidos con intensos degradados de colores, de rosa fucsia a morado oscuro o de azul.