Pernille Teisbaek, con uno de sus estilismos para Mango. / r. c.

¿'Chic' parisino o 'cool' nórdico?

Mango y Zara apuestan por dos influyentes e interesantes mujeres para sus últimas colaboraciones

Gloria Salgado
GLORIA SALGADO Madrid

Siguiendo la estela de las fructíferas colaboraciones, Mango y Zara lanzan a la par sendas colecciones cápsula con dos iconos de estilo que comparten pasión por la naturalidad y el minimalismo. La compañía catalana apuesta sobre seguro con la estilista y directora creativa danesa Pernille Teisbaek, una de las reinas del 'street style' nórdico.

La también modelo y empresaria, de 36 años, lleva más de un lustro colaborando con Mango y ha realizado varias campañas con la firma. Una unión que culmina con un trabajo mano a mano con el equipo de diseño de Mango. Teisbaek y el grupo liderado por la diseñadora Justicia Ruano han creado una colección cápsula versátil y atemporal de veinte piezas realizadas con tejidos sostenibles, como el algodón orgánico y el poliéster reciclado. Una propuesta que puede integrarse en el armario de cualquier mujer y para distintas ocasiones, desde el trabajo a la vida familiar y social.

Pernille Teisbaek, con uno de sus estilismos para Mango. / R.C.

«Quise crear una colección que perdurará en el tiempo con piezas esenciales. Estos esenciales son, para mí, las prendas que pueden usarse tanto de día como de noche como unos vaqueros, una camiseta blanca o una blazer clásica», cuenta Pernille. Destacan las siluetas fluidas con patrones clásicos, conformando un fondo de armario completo de aire urbano. La paleta cromática se basa en tonos neutros, como blancos y beiges, salpicados por prendas en azul plomizo y negro.

«Lo más importante es que (Pernille Teisbaek) comparte los mismos principios de calidad, feminidad y sostenibilidad que tenemos en Mango», cuenta Ruano, directora de diseño de mujer sobre el proyecto, que pretende conectar y seguir inspirando a su comunidad.

Charlotte Gainsbourg para Zara

La colección exclusiva está disponible desde el jueves pasado en la web y en tiendas de países como Alemania, Francia, Italia, Portugal, Rusia, Polonia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos y España. Fue el mismo día en que la firma insignia de Inditex lanzó su propuesta con la cantante y actriz Charlotte Gainsbourg, hija del icono de estilo Jane Birkin y el artista Serge Gainsbourg.

La carismática franco-británica, animada por la amistad que le une a Marta Ortega, hija del fundador de Zara, vuelca su rico universo creativo en la colección tras haber sido musa de firmas de lujo como Louis Vuitton y Saint Laurent. «Siempre quise crear una pequeña colección con lo que llevo a diario», explica Charlotte, quien ya colaboró con Zara Home en un cortometraje para la campaña Otoño-Invierno 2020. «Es muy sencilla, exactamente como yo visto», especifica la prolífica actriz.

Charlotte Gainsbourg en la campaña de Zara. / R.C.

La colección, con el tejido vaquero como protagonista, recoge la esencia de su estilo en piezas clave que, de forma espontánea y natural, encajan a la perfección con la silueta. El denim ha sido un pilar fundamental del armario de la artista, de 50 años, durante décadas. Es la prenda estrella que Gainsbourg colecciona y usa sin cesar. Es también el recuerdo del uniforme de su padre. La transformación de un básico tan universal en una segunda piel.

Natural y espontáneo

La propuesta se completa con piezas como una amplia sobrecamisa con lavado de inspiración vintage y una camisa al estilo del viejo oeste. Además de una gabardina reeditada de los años 70, la colección incluye chaquetas y varias prendas más ligeras como un suéter de manga larga, camisetas transparentes y un sujetador triangular. Como accesorios, una mochila de cuero holgada y un botín de punta redonda en cuero flexible con borde pulido.

La esencia de la colección es el espíritu de Charlotte, natural y espontáneo. La silueta, una yuxtaposición seductora de lo femenino y lo masculino. La colección ha sido concebida como una edición limitada donde las piezas se pueden usar entre sí o combinadas con otras prendas. «Zara ha entendido cuáles son mis imprescindibles. No quería que hubiera demasiadas opciones», asegura Charlotte, que concluye que son prendas que le hacen «sentir natural».