De izquierda a derecha, Sofía y Carlos Felipe de Suecia, los reyes Letizia y Felipe, los reyes Carlos Gustavo y Silvia, David Westling y la princesa heredera Victoria, en la cena de gala de anoche en Estocolmo. /

De izquierda a derecha, Sofía y Carlos Felipe de Suecia, los reyes Letizia y Felipe, los reyes Carlos Gustavo y Silvia, David Westling y la princesa heredera Victoria, en la cena de gala de anoche en Estocolmo.

Letizia hace un guiño a Suecia

Eligió un vestido de H&M y se coronó con la tiara flor de lis para la cena de gala que Carlos Gustavo y Silvia dieron en honor de los Reyes

S. RODRÍGUEZ Madrid

La bandera de España ondea estos días en Estocolmo con idéntica presencia que la sueca. Los reyes Felipe y Letizia están inmersos en su primer viaje de Estado a Suecia, el duodécimo de su reinado; el anterior de unos monarcas españoles, el de don Juan Carlos y doña Sofía, fue hace 42 años. Y los anfitriones, Carlos Gustavo y Silvia, no han ahorrado gestos para agasajar a sus invitados, que este miércoles mantuvieron una ajetreada agenda que concluyó con una fastuosa cena de gala en el Palacio Real, en la que las damas de la familia Bernadotte sacaron toda su artillería. Doña Letizia no se quedó atrás. Una vez más, demostró que con la ropa se pueden enviar mensajes, guiños de complicidad. Y por eso se decidió por un vestido de tul azul noche de la firma sueca low cost H&M, sin mangas y entallado hasta la cintura.

Se da la circunstancia, que no casualidad, que la princesa Victoria ya vistió uno casi idéntico -el suyo con manga- en el posado que realizó con motivo de su décimo aniversario de boda. En aquel reportaje lució también un vestido floral que fue, precisamente, el que rescató para la cena de gala en honor de los Reyes de España. Pero si algo brilló fueron las tiaras de las reinas. Silvia se coronó con la de camafeos, la misma que usó en su boda -y también la princesa Victoria-, mientras que doña Letizia se colocó la tiara flor de lis, la más imponente del joyero real, como también hizo cuando visitó Buckingham. Y también se puso los pendientes de chatones que la reina Victoria Eugenia dejó escrito que solo fueran para las reinas de España.

La princesa Victoria se puso la tiara de aguamarinas y la princesa Sofía, la suya, la que los reyes suecos le regalaron con motivo de la boda con Carlos Felipe, feliz de que los grandes fastos regresen a palacio.

Llegada en carruaje

Fue precisamente en el Palacio Real donde dio comienzo el primer acto agendado del día: el recibimiento oficial a los Reyes de España. Las dos parejas reales accedieron al patio central en dos históricos carruajes. En el primero viajaban Carlos Gustavo y Felipe; en el segundo, Silvia y Letizia, quien eligió para la ocasión un vestido de color naranja, primero semioculto bajo una capa de color camel, mismo tono que zapatos y bolso. Todo ello firmado por Carolina Herrera. Y, como manda el protocolo, la Reina tocó su cabeza con una creación de Cherubina, también de color naranja. Poco después, a los reyes suecos se unieron la princesa heredera Victoria, con su marido Daniel, y el príncipe Carlos Felipe, con Sofía, para participar en un almuerzo familiar.

La visita de los Reyes a Suecia, en imágenes.

Galería. La visita de los Reyes a Suecia, en imágenes.

Los reyes de Suecia y de España se desplazaron a continuación, a pie, hasta el Museo Nobel de Estocolmo, para visitar la exposición 'Sinapsis. Arte y ciencia de España. De Ramón y Cajal a nuestros días'. Aprovecharon el trayecto para detenerse en un mercadillo navideño.

Luego, don Felipe y doña Letizia se separaron para cumplir con sus respectivas agendas: el Rey, para visitar el Parlamento, y la Reina, el Hospital Universitario Karolinska.

El viaje de Estado concluirá este jueves con una recepción ofrecida por don Felipe y doña Letizia en honor de los reyes de Suecia.