Jessica Bueno y Jota Peleteiro en Bilbao. / e. c.

Jota Peleteiro y Jéssica Bueno ponen fin a su matrimonio después de nueve años

El futbolista podría haber rehecho su vida con una mujer a la que conoció el pasado verano

JOAQUINA DUEÑAS

El pasado domingo era la colaboradora de televisión Amor Romeira la que daba la campanada al anunciar la ruptura entre Jéssica Bueno y Jota Peleteiro después de casi una década juntos. Tras esa información, la modelo se apresuró a publicar una serie de recuerdos recientes familiares en las que aparecía junto a sus hijos y su marido, lo que parecía desmentir a la canaria. Sin embargo, este martes era el propio exfutbolista el que zanjaba la cuestión confirmando el fin de su matrimonio a través de sus redes sociales.

«Tras un periodo de reflexión, y dos meses de separación física, y con el fin de evitar malos entendidos, queremos manifestar que hemos decidido formalizar nuestro divorcio de forma amistosa», comenzaba. «Nos quedamos con los buenos momentos vividos, deseando mantener una buena relación siendo nuestra prioridad la felicidad y el bienestar de nuestros hijos», continuaba, para terminar solicitando «que nuestra intimidad sea respetada en este momento tan sensible». El comunicado era una auténtica sorpresa y Jéssica Bueno respondía tajante: «La verdad solo tiene un camino…», para subir otras dos nuevas stories. En una en la que se podía leer: «Todos merecemos amor del bueno, del sano, del recíproco, del estable». La otra recogía un texto en inglés con las reflexiones sobre cómo vive y siente la pareja de un jugador de futbol: «Los momentos en los que está arriba y abajo. Ves la herida, la decepción y la frustración. Tú las sientes también». «Ganáis juntos y perdéis juntos. Estáis en el viaje juntos. No es fácil ser el sistema de apoyo, pero en su mayor parte, qué mundo tan maravilloso para ser parte de él y para experimentar juntos», termina el texto que la miss ha publicado acompañado con un corazón roto.

Por su parte, él ha eliminado todo rastro de la que ha sido su pareja durante nueve años y su esposa los últimos siete. En ninguna de las más de 300 fotos aparece Jéssica, lo que ha ocasionado lo reproches de algunas de sus seguidoras que dan por cierta la información de Amor en la que decía que él habría rehecho su vida con otra mujer de nombre Miriam, con la ya podría estar viviendo. «Todo apunta a que este verano, Peleteiro conoce a esta chica en Ibiza y ahora viven juntos en Bilbao. La chica trabaja para una empresa de Jota», explicaba la colaboradora.

Así las cosas, las manifestaciones y movimientos del exmatrimonio parecen indicar que la separación no está siendo ni tan cordial ni tan de mutuo acuerdo como plantea Jota en su comunicado. De hecho, desde el entorno de Jéssica, transmiten que ella está destrozada. Incluso a la revista Hola, fuentes que califican de «toda solvencia», le confirman que «hasta octubre eran una familia». Precisamente en octubre pasaron juntos el Día de la Virgen del Pilar y es uno de los recuerdos que la miss subió a sus redes sociales después del anuncio de Amor. Una instantánea tomada en la Comandancia de la Guardia Civil en Vizcaya.

Por el momento no se sabe si la exmodelo se quedará en el País Vaco, a donde se mudó con sus tres hijos, los dos que tiene en común con el empresario, y su hijo mayor, fruto de su relación con Kiko Rivera, en octubre de 2020 después de que Jota fuera fichado por el Deportivo Alavés. Ahora, él está retirado del fútbol y desarrolla su faceta empresarial. Ella terminó de estudiar Protocolo y Organización de Eventos durante su último embarazo y está inmersa en un nuevo proyecto que espera sacar adelante.