Jorge Pérez y Alba Carrillo. / Telecinco

Jorge Pérez pide perdón a su mujer tras ser pillado en actitud muy cariñosa con Alba Carrillo

La colaboradora ha recibido numerosos ataques a través de las redes sociales

JOAQUINA DUEÑAS

Las cenas de empresa con motivo de la Navidad las carga el diablo. Al menos eso debe pensar Jorge Pérez, que ha sido pillado en actitud más que cariñosa con su compañera de programa Alba Carrillo en la fiesta celebrada por la productora Unicorn. Desde el programa vespertino de los fines de semana de Telecinco, dieron por hecho en todo momento que ambos colaboradores «se enrollaron» algo que luego confirmaron con la emisión de un vídeo en el que parece apreciarse a ambos besándose. Una situación que se hizo insostenible para el guardia civil que se derrumbó al contar lo que había sucedido. Si bien en todo momento negó que hubiese habido beso, reconoció que se había tratado de una grave «falta de respeto» hacia su mujer, con la que lleva trece años casado.

«Yo era consciente de que me estaban grabando, si hubiese querido ocultar algo, no hubiese actuado ahí», se justificaba el colaborador que quiso acudir al programa 'Fiesta' a dar la cara después de que circularan más de 20 vídeos de su supuesto beso con la modelo. «La gente va a creer lo que quiera creer, pero yo tengo que contar mi verdad», continuaba. La situación terminó superando a Jorge, que rompió a llorar al pensar en la repercusión que esto iba a tener tanto en su vida pública como en la privada. La presunta infidelidad a su esposa, con la que tiene cuatro hijos, ha dado al traste con la límpida imagen del exguardiacivil que se adentró en el mundo de la televisión después de participar y ganar 'Supervivientes'.

Desde el principio, la química entre él y Alba ha traspasado la pantalla, pero era solo un juego televisivo que finalmente podría haberse convertido en algo más. «Este juego lo tenía que haber parado, se me fue de las manos», confesaba y no dudaba en pedir perdón a su mujer, a la que previamente ya le había dado explicaciones en casa. «Está decepcionada y no es para menos porque para mí, ella es un referente. Es más que una pareja y fallarle así… No quiero dar pena, me he equivocado y lo tengo que asumir, pero es duro», decía con la voz entrecortada. «Le pido públicamente perdón porque no he sabido estar a la altura», añadía.

Después de eso, pedía abandonar el plató para acompañar a su esposa que «está recibiendo un avasallamiento de mensajes y yo creo que lo más acertado es volver a casa», solicitaba, no sin antes volver a subrayar que «entre Alba y yo no ha pasado absolutamente nada». También pedía respeto para su compañera de trabajo al conocer que la modelo estaba recibiendo ataques y descalificaciones a través de las redes sociales significándose como el único culpable.

Por su parte, a Alba Carrillo no le sentaron muy bien algunas de las explicaciones ofrecidas por el guardia civil. Concretamente, una en la que apuntaba que él se había retirado de ella en un par de ocasiones. Sin embargo, en todo momento ha querido dejar claro que no quiere que le pase «nada malo» a su compañero y se ha sentido profundamente contrariada a verse de nuevo en el ojo del huracán, convertida en la diana de desafortunadas críticas, razón por la que decidió desactivar los comentarios en su perfil de Instagram.