Jessica Bueno. / archivo

Jessica Bueno, desolada, pasa el puente de la Constitución con sus suegros

La modelo habría firmado el divorcio el pasado 2 de diciembre y tiene previsto quedarse en el País Vasco

JOAQUINA DUEÑAS

La separación de Jessica Bueno y Jota Peleteiro ha sido una sorpresa para propios y extraños. Tanto que la modelo ha quedado desolada y se le ha podido ver especialmente triste estos últimos días, incluso llorando mientras paseaba por la calle con su familia política.

Según ha contado la revista '¡Hola!', la pareja ya habría firmado el divorcio, concretamente hace apenas unos días, el 2 de diciembre. El acuerdo al que han llegado deja la custodia de los dos hijos que tienen en común, José Ignacio y Alejandro, de 5 y 1 años, a ella, que finalmente, parece que se quedará en el País Vasco, donde se mudó en octubre de 2020 después de que Jota fuera fichado por el Deportivo Alavés.

Tras firmar el divorcio, la modelo se ha refugiado en Vigo, donde viven los padres de su ya exmarido, y ha pasado con ellos el puente de la Constitución. Sus suegros siguen siendo para ella un gran apoyo en estos difíciles momentos. Ha sido precisamente en un paseo con ellos cuando no pudo reprimir las lágrimas mientras empujaba el carrito de su hijo menor.

Jessica también ha estado acompañada estas últimas semanas por sus padres que no dudaron en viajar al norte para echarle una mano mientras buscaba su nueva residencia. Desde su entorno han trasladado a la publicación que está destrozada y que ha pasado «el peor mes de su vida» ya que, según confirman, «hasta hace un mes» hacían vida de familia.