Gabby Petito y su novio Brian Laundrie. / EFE

Hallan «restos humanos» durante la investigacion de la 'influencer' asesinada en EE UU

Podrían corresponder al novio de Gabby Petito, desaparecido antes de que fuera encontrado el cadáver de la joven de 22 años que murió estrangulada

COLPISA/AFP

Las autoridades encontraron «restos humanos» en una reserva natural de Florida donde buscaban al desaparecido novio de Gabby Petito, una joven influencer estadounidense asesinada hace semanas, indicó este miércoles el FBI. Los investigadores también hallaron un cuaderno y una mochila pertenecientes al novio de Petito, Brian Laundrie, al que los agentes consideran «una persona de interés» en la investigación sobre la muerte de la joven que documentaba sus viajes en Instagram.

«Estos artículos aparecieron en un área que hasta hace poco había estado bajo el agua», explicó el agente del FBI Michael McPherson durante una rueda de prensa televisada por medios estadounidenses. Equipos forenses están examinando la zona del hallazgo, en la reserva natural Carlton, donde pasarán probablemente varios días, añadió.

Laundrie y Petito salieron de Nueva York en julio para recorrer el oeste de Estados Unidos en una camioneta durante cuatro meses, después de que ella renunciara a su trabajo. Durante días, compartieron en las redes sociales imágenes de ellos sonrientes, en un viaje que parecía idílico.

Pero el 1 de septiembre, Laundrie volvió solo a su casa de North Port, en Florida, donde vivía con su familia y Petito. El caso de la joven de 22 años ha sido objeto de una enorme cobertura mediática en el país desde el anuncio de su desaparición. Su cadáver apareció el 19 de septiembre en el parque nacional de Gran Teton, en Wyoming. Y el 12 de octubre se anunció que había muerto estrangulada.

Poco después de su regreso a casa, Laundrie, de 23 años, desapareció tras negarse a responder a las preguntas de la policía. Sus padres y la policía se habían reunido este miércoles por la mañana para intentar localizar al joven en la reserva Carlton, en el oeste de Florida.

La familia de Petito había denunciado su desaparición el 11 de septiembre, asegurando que no la habían visto desde finales de agosto. Un vídeo publicado en septiembre por la policía de Moab, una pequeña ciudad de Utah, aumentó las sospechas en torno a Laundrie. En las imágenes, Petito aparece llorando en un coche, después de que la policía interviniera por una disputa entre ella y su novio.

La desaparición de la chica y la posterior búsqueda de su novio provocaron un torrente de publicaciones en las redes sociales, cuyos usuarios se movilizaron para tratar de encontrar a la joven. En cuanto a Laundrie, la policía recibió llamadas en todo el país de gente que creía haberlo visto tras su huida.

La historia de Petito es tristemente común en un país donde cientos de miles de personas desaparecen cada año. Pero la atención mediática dada al caso ha suscitado una polémica sobre la desproporcionada atención prestada a las desapariciones de mujeres blancas en comparación con las de origen minoritario.