El chef José Andrés está considerando presentarse al Senado de EEUU

09/05/2018

El chef español José Andrés está considerando presentar su candidatura para representar al estado de Maryland en el Senado de Estados Unidos, informó la revista The Washingtonian.

"No me importaría presentar mi candidatura de senador por Maryland. (...) Me considero un milenial y creo que necesitamos más gente joven tanto en la derecha como en la izquierda, gente de respeto y comprensión", dijo Andrés a la versión por internet del medio capitalino.

El chef de origen asturiano explicó que a medida que más personas le han instado a postularse a ocupar un cargo en la política estadounidense, le han entrado más ganas de hacerlo.

"Si no veo que las cosas mejoran en términos de comprensión, tal vez querrá decir que necesitamos a un chef en la capital que pueda invitar a todos a la mesa y comenzar a tener este tipo de conversaciones honorables. Sabemos que en una mesa suceden cosas buenas", argumentó.

Preguntado por si se presentaría por el Partido Demócrata o por el Republicano, Andrés indicó que "probablemente" se postularía como un candidato independiente, ya que ni azules ni rojos (colores representativos de ambos partidos) han sido capaces de aprobar una verdadera reforma migratoria.

José Ramón Andrés Puerta (Mieres, 1963), que abrió en 1993 su restaurante Jaleo, referencia de las tapas españolas en Washington, sí cumple los tres requisitos para presentarse a senador en Estados Unidos: ser mayor de 30 años, haber sido ciudadano estadounidense al menos nueve años y ser residente en el estado por el que se presenta.

El perfil político y la popularidad del chef oriundo de Mieres en EE.UU. ha ido creciendo paulatinamente en los últimos años, pero fue su largo litigio con el presidente del país, Donald Trump, el que le puso en el centro de la actualidad nacional e internacional.

Trump y José Andrés libraron una disputa legal desde 2015 hasta abril de 2017, tras romper el cocinero el acuerdo al que habían llegado para que abriese un restaurante en el hotel de lujo Trump International, en el centro de Washington.

La ruptura del contrato se dio después de que el multimillonario calificase a los inmigrantes mexicanos de "criminales" y "violadores" en el comienzo de su campaña presidencial, y la disputa legal finalmente se resolvió con un acuerdo extrajudicial cuyo contenido no se ha divulgado.

Andrés regresó a la atención mediática después de servir tres millones de comidas calientes en Puerto Rico para los afectados por el huracán María, que devasto la isla en septiembre pasado, a través de su organización sin fines de lucro "World Central Kitchen".