Madrid Fusión, con buen sabor canarión

16/01/2020

Gran Canaria mostró gastronomía y excelencia de productos en Madrid Fusión 2020, el evento gastronómico por excelencia de España que concluyó ayer después de tres días intensos en los que el Cabildo desplegó exquisiteces como cochino negro, lubina, quesos y vinos.

ETIQUETAS:

En un comunicado la institución insular recuerda que desplazó a Madrid a una veintena de profesionales para exhibir las delicias de la tierra en dos espacios diferenciados.

Allí, el consejero de Turismo de Gran Canaria, Carlos Álamo, el director de Agricultura, Ganadería y Pesca insular, Alejandro Báez, técnicos de Turismo y Soberanía Alimentaria, cocineros y profesionales de la isla fueron entrevistados por una veintena de medios de comunicación.

El espacio que más expectación generó fue el que evocó a una antigua tienda de aceite y vinagre, donde los platos más tradicionales actualizados y productos como el queso, aceite, sales marinas y vino, rindieron homenaje a la capital grancanaria.

El segundo espacio, Saborea Gran Canaria, también acaparó la atención de los asistentes, especialmente las elaboraciones con ingredientes como el cochino negro, sobrasada de lubina de Aquanaria, pulpo atomatado con requesón de oveja, aguachile de tuno indio y trufas de chocolate.

La promoción de las rutas gastronómicas por Gran Canaria estuvieron representadas con productos como el queso de Los Castañeros, Altos de Moya, Cortijo de Caideros y Pajonales, además de los vinos Eidan tinto Joven y Señorío de Cabrera, a los que se unieron la remolacha de Tejeda, los chiles que se cultivan en las medianías o el café de Agaete.

El pastelero grancanario Juan Carlos Da Souza, del restaurante Maroa, consiguió junto a Kibi Lugo el segundo premio en el concurso Comparte Tu Talento, con Delicia canaria, un postre que incluye mousse de gofio, plátano caramelizado, suspiros de Moya aromatizados de plátano y crumble de gofio y almendra.

La cocinera vasca Elena Arzak, con tres Estrellas Michelín, compartió charla con los miembros de la delegación de Gran Canaria, isla que «adora y encanta visitar», aseguró.

La hija de Juan Mari alabó además los fantásticos productos isleños y aseguró que en Canarias siempre se ha comido muy bien.

Aprovechó la ocasión para felicitar a los cocineros y para animarles a que continúen la formación y trabajen duro.

«Estoy deseando viajar y comer en esos nuevos restaurantes con Estrella Michelín», agregó Elena Arzak.

Premios. Mugaritz (Guipúzcoa) y la cocina trans que reivindica «lo que va más allá», Bras (Italia) y su concepción milenial de la alta cocina, los moluscos pobres de Raúl Resino (Castellón) y Camila Ferrara coronada como la primera mujer Cocinero Revelación cerraron la 18 edición de Madrid Fusión.

Andoni Luis Aduriz, con dos estrellas en Mugaritz (Rentería, Guipúzcoa), despedía Madrid Fusión con una intervención, como siempre en él, que busca provocar y reflexionar a partes iguales, con un plato con un preservativo comestible, la introducción del dildo como herramienta de cocina o invitando al comensal a que decida si come o indulta unas angulas vivas.

En su menú degustación quitaron los postres pero no prescinden del dulce y cocinan un erizo trans, conservándolo entre dos y tres semanas en miel de acacia, que lo «deshidrata y dulcifica».

«Es un erizo trans; trans significa ir más allá. Mugaritz es un estandarte de la cocina trans, Mugaritz es muy trans porque no quiere ser llamado restaurante, no se siente a gusto en esta calificación», proclamó Aduriz.