La comida se convierte en espectáculo en el nuevo Jazz Brunch de Santa Catalina

29/01/2020

Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel continúa en su apuesta por la innovación experiencial. Cada domingo, de 12 del mediodía a tres de la tarde, el hotel más emblemático de Las Palmas de Gran Canaria ofrece en el Restaurante Doramas un Jazz Brunch que hará las delicias de los amantes de la música en directo.

La oferta gastronómica, que fusiona desayuno y comida, está compuesta por un buffet diseñado con productos de temporada y proximidad, donde los alimentos orgánicos, saludables y de la mejor calidad son los protagonistas.

Los comensales pueden disfrutar de un showcooking en directo con opciones de pescado y carne, como cherne asado, puré de papa y mojo rojo o taco de ternera con puré de boniato y rúcula. Otras propuestas, que pueden variar según la temporada, son el salmón ahumado, Huevos Benedictine con aguacate, embutidos ibéricos y quesos canarios o ensaladas en formato individual. Los postres artesanales, como cheesecake o miga de pan empapada en nata y leche fresca, añaden el toque dulce en este brunch. Las bebidas, zumos naturales, café y copa de cava, completan la propuesta, que tiene un coste de 38 euros.

Las puertas del Jazz Brunch también están abiertas a los más pequeños. Los niños de 3 a 12 años pueden disfrutar de la propuesta del hotel Santa Catalina por un total de 19 euros, mientras que el acceso es gratuito para quienes no hayan cumplido los dos años.

La comida se convierte en espectáculo en el nuevo Jazz Brunch de Santa Catalina

Un viaje en clave de sol

La experiencia dominical en el Restaurante Doramas se ambienta con una atrayente protagonista: la música en directo. Una banda de jazz añade autenticidad con un repertorio de clásicos de los años 50. Los comensales se trasladan así a la primera época dorada del hotel, en la que las personalidades más importantes del siglo XX dejaron su huella y talento.

Con esta apuesta gastromusical, Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel mantiene su posición de referente de la exquisitez y alta cocina a nivel internacional. Su oferta culinaria, con identidad canaria, diverge en diferentes experiencias y espacios diseñados acorde al estilo del hotel y pensados para disfrutar de él en todas sus formas.

La comida se convierte en espectáculo en el nuevo Jazz Brunch de Santa Catalina

Tradición y futuro en el corazón de Gran Canaria

Entre la vegetación natural de la centenaria isla y la brisa del Puerto de Las Palmas de Gran Canaria, se encuentra Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel. Desde su inauguración en 1889, gracias a su excelente situación a orillas del Atlántico, el hotel con más historia de Canarias ha sido un referente del éxito turístico de la isla, especialmente a finales de los años 50 y 60. Cada una de sus estancias ha sido testigo del talento de celebridades como Agatha Christie, Maria Callas o Winston Churchill.

Un siglo después, descubrir los rincones del Santa Catalina es todavía sinónimo de exclusividad, glamour y autenticidad. En un entorno en constante cambio, el hotel se mantiene fiel al verdadero estilo refinado y cumple con entusiasmo su rol de guardián de lo exquisito. Un hotel que, con vistas al futuro, apuesta por la innovación sin renunciar a lo mejor del pasado para seguir siendo, hoy y siempre, un emblema de Las Palmas de Gran Canaria.