Joan Roca, un enamorado de los quesos de Gran Canaria

01/04/2019

El chef Joan Roca ha mostrado este lunes cómo los quesos de Gran Canaria se pueden incorporar a recetas de alta cocina sin recurrir a la fórmula más sencilla de servirlos al natural, pero también ha reconocido que "son tan buenos" que al cocinarlos siente que "comete sacrilegio".

Degustaciones, catas, debates y cocina en directo, además de clases magistrales a cargo de algunos de los mejores cocineros del país, como el propio Roca -dos veces elegido mejor del mundo- o Paco Torreblanca -único español designado mejor pastelero de Europa-, tendrán lugar este lunes y martes en el Auditorio Alfredo Kraus con motivo del primer Foro Internacional del Queso de Gran Canaria.

Los quesos de Gran Canaria son "un producto extraordinario, particularmente bueno, interesante y diferente, distinto a los que hay en otras regiones" del país, ha defendido este lunes en la inauguración del foro el responsable del Celler de Can Roca.

"La diversidad, la calidad de los pastos y las diferentes razas de cabras y de otros ganados" ofrecen a los grancanarios la oportunidad de "tener quesos extraordinarios y muy especiales", ha destacado Roca, haciendo también hincapié en "la posibilidad de elaborar quesos con leche cruda".

"No cocinar el queso es una forma fácil y muy agradable de comerlo desde el punto de vista sápido. Son tan buenos que cuando los cocinas lo haces sabiendo que cometes un cierto sacrilegio", ha señalado el chef catalán, antes de ofrecer al público una demostración en la que ha cocinado queso con gofio y también en sopa de cebolla, además de mojo y papas rellenas.

Sin embargo, también ha remarcado que "cuando tienes que cocinar con queso, es mejor que éste sea bueno".

Joan Roca, un enamorado de los quesos de Gran Canaria

La primera jornada de este Foro Internacional del Queso cuenta también con las ponencias de los cocineros canarios Braulio Simancas y Borja Marrero y del director del restaurante madrileño de dos estrellas Michelín 'Santceloni' Abel Valverde, además de las intervenciones de Paco García, propietario del restaurante 'El Lago', y Eduardo Camiña, sumiller del 'Mugaritz', con una y dos estrellas Michelín respectivamente.

La segunda jornada, que tendrá lugar este martes, contará con la participación de reconocidos cocineros y expertos queseros de las islas, así como con las demostraciones de los chefs Iván Cerdeño y Marcos Morán.

El mismo día el Foro hará hincapié en las posibilidades de negocio que ofrece el queso de Gran Canaria y tendrá lugar la entrega de premios.

Los quesos de Gran Canaria son "una riqueza que crece callada en las medianías de la isla para asombrar a quienes los encuentran en una mesa, en una barra o en una fiesta", ha celebrado durante la inauguración del foro el presidente del Cabildo insular, Antonio Morales, añadiendo que se trata de un producto "artesanal y sostenible de prestigio internacional".

Joan Roca, un enamorado de los quesos de Gran Canaria

El objetivo de estas jornadas dedicadas al estudio y a la difusión de la cocina del queso es "difundir la gastronomía vinculada a un producto tan característico de Gran Canaria, acercar la isla a productores, a distribuidores de queso y a cocineros interesados en trabajar con el producto, además de fomentar el intercambio de conocimientos con otras áreas", ha añadido.

Para Morales, Gran Canaria dispone de una gastronomía "única y pujante que aporta un valor añadido a la riqueza de la isla" y que "está pegada a una producción de cercanía, al consumo de productos locales".

El chef Roca ha destacado la "diversidad de la cocina canaria" y ha explicado que, además de venir a detallar el trabajo que sus hermanos y él llevan a cabo, su propósito en el foro es "aprender un poco más de los quesos", una tarea que ya inició el año pasado con un recorrido por todas las regiones de España "para conocer mejor nuestra gastronomía".

Asimismo, el presidente del Cabildo ha recordado los numerosos premios que están cosechando otros productos de la isla en el panorama nacional e internacional, como los vinos, la miel, el aceite y las frutas.

"El reconocimiento de nuestros productos no basta si no facilitamos su consumo y su transformación en gastronomía innovadora atractiva y de calidad", ha concluido Morales.