Un día en el mejor restaurante del mundo

El universo de los hermanos Roca

19/05/2018

Cuando Josep Roca y Montse Montané, padres de los hermanos Roca, abrieron el Can Roca en un barrio del extrarradio de Girona en el año 1986, jamás imaginaron que esa semilla se convertiría en el considerado mejor restaurante del mundo casi por unanimidad.

Allí, en el origen, comenzó la ruta realizada por CANARIAS7 para conocer de primera mano los secretos de un universo gastronómico único en el mundo, cuyos creadores, Jordi, Joan y Josep Roca, se enorgullecen del amor por la cocina que heredaron de sus padres en aquel humilde local por donde correteaban cuando eran niños, y sobre todo, donde descubrieron su vocación.

Cuando el Can Roca se les quedó pequeño, los hermanos decidieron trasladarse a un nuevo local a unos cien metros de distancia. No se plantearon, ni se plantean, moverse del barrio que los vio nacer y donde tan felices son. Cuentan con cheques en blanco de medio mundo para que abran nuevos restaurantes fuera de Girona, algo que consideran «innegociable». Jordi, el repostero, afirma que «creemos que la historia de este restaurante, con esa raíz tan profunda es difícil trasladarla a una ciudad en otro ambiente».

Le dan especial importancia al concepto de autenticidad, por lo que procuran que la experiencia en el Celler no se limite solo a sentarse en la mesa a disfrutar de sus platos, sino que «cuando los clientes quieren vivir una experiencia de carga emocional y de emotividad, debe estar vinculado a una autenticidad. En este sentido, entendemos que la autenticidad es un valor y que está arraigado aquí».

El universo de los hermanos Roca

En el universo Roca habitan 120 personas que trabajan de manera fija en turnos que van desde las 09.00 horas de la mañana a las 03.00 horas de la madrugada. Almuerzo y cena de máximo 50 personas, que han tenido que esperar, la mayoría de ellas, casi dos años para disfrutar de la experiencia. Además de la cocina, donde cogen forma todas las ideas, cuentan con un laboratorio, biblioteca, invernaderos, una masia, cuna del aprendizaje, donde todo el equipo se reúne diariamente durante una hora para intercambiar ideas. Entre su plantilla, químicos, ingenieros o científicos, lo que constata la importancia que le dan a la investigación y desarrollo. Un proceso continuo de formación que lo han convertido en filosofía de vida, con tres palabras que los define a la perfección: Generosidad, sencillez y constancia.

Tres hermanos que bien valen tres estrellas, con los pies en el suelo, con el amor a su tierra y su gente, y con su madre Montse y su padre Josep siempre cerca.

Gira mundial con el BBVA.

Dentro de la alianza global que ha firmado el banco BBVA con los hermanos Roca, se encuentra una gira mundial que han desarrollado desde 2014, donde los creadores van rindiendo homenajes a las gastronomías de cada territorio que visitan. En noviembre, los hermanos lo harán con Canarias, donde tienen previsto elaborar un menú con algunos de los productos de las islas, como el plátano, los quesos o los vinos.