Madrid Fusión Bogotá

La cocinera punk que aprendió a alimentarse para vencer la anorexia, premio revelación

Denise Monroy se toma muy en serio su oficio, es de las que piensa que «la comida es tu medicina» y aboga por una «cocina más democrática y participativa»

GUILLERMO ELEJABEITIA

Su restaurante Elektra, en el centro de la capital colombiana, se define abiertamente como punk y presume de alma callejera con una carta descarada y disfrutable, de claro protagonismo vegetal. Sin embargo Denise Monroy se toma muy en serio su oficio, es de las que piensa que «la comida es tu medicina» y aboga por una «cocina más democrática y participativa». Su arrojo en una escena culinaria efervescente le acaban de valer el premio Cocinero Revelación en la segunda edición de Madrid Fusión Bogotá.

Monroy, que estudió en el intituto de Nutrición Integral de Nueva York, lleva una década especializándose en la cocina vegetal, trabajando con fermentados y creando sustitutos lácteos a partir de plantas y frutos secos. Su relación con los fogones comenzó mientras estudiaba fotografía en Buenos Aires: «Empecé a tener desórdenes alimenticios y llegue a sufrir anorexia -cuenta- el mejor remedio para salir de aquello fue aprender a cocinar y sobre todo a alimentarme, a estudiar los nutrientes que me ayudarían a recuperarme, nunca pense que acabaría siendo mi profesión».

La nueva cocinera revelación ha impuesto en las deliberaciones del jurado a otros profesionales de gran proyección en el país, como John Zárate, del restaurante Sambombi, en Medellín, Iván Cadena, de Mesa Franca, en Bogotá, Manuel Mendoza, del restaurante homónimo de Barranquilla, o Mar Díaz, de los restaurantes Amen Ramen y El Chino Dim Sum, también en la capital colombiana.

Temas

Vocento