Cinco productos de Gran Canaria que no pueden faltar en la mesa

07/12/2018

Gran Canaria es mucho más que sol y playa. Es historia, cultura, deporte, y por supuesto, es gastronomía. La isla atesora algunos productos mundialmente reclamados, y que forman parte de su identidad. El café de Agaete, único en el mundo y de una calidad excepcional, o el queso Flor de Guía, son algunos de los ejemplos de esta riqueza sensitiva.

1. El inigualable café de Agaete

El mismísimo Josep Roca se proclama fan y enamorado de este café. El municipio costero atesora una variedad de café, que por elaboración y características lo hacen un bien único en el mundo. Cada vez más consolidado y demandado internacionalmente, el café de Agaete es considerado un café exótico, que se produce en cantidades muy escasas y a un precio alto. Esta exclusividad, lo hacen un producto muy valorado, y que requiere un trabajo encomiable de los que lo hacen posible. Su cultivo sigue siendo casi un milagro.

Cinco productos de Gran Canaria que no pueden faltar en la mesa
2. Queso Flor de Guía

Además de su sabor inconfundible, la Denominación de Origen Protegida Queso de Flor de Guía, Queso de Media Flor de Guía y Queso de Guía son sinónimos de tradición, elaboración artesanal, respeto por el entorno, y una clara identificación con la zona noroeste de Gran Canaria. La elaboración, completamente artesanal, se desarrolla en explotaciones ganaderas dentro de los municipios de Santa María de Guía, Gáldar y Moya. El interior, cremoso y de un sabor excepcional, harán las delicias de todos los amantes del queso.

Cinco productos de Gran Canaria que no pueden faltar en la mesa
3. Vino Agala, de Bodegas Bentayga

En una ladera de la impresionante Caldera de Tejeda, entre los 1.000 y 1.300 metros de altitud, dentro del Parque Rural del Nublo, Bodegas Bentayga es una empresa familiar que, combinando técnicas tradicionales y avanzadas, está elaborando vinos de mucho nivel. Parte de sus instalaciones están excavadas en piedra natural, lo que la convierte en una bodega que, por condiciones y altura, es francamente atractiva para la realización del vino. Tintos y blancos muy singulares y de gran calidad que se suman a la envidiable oferta vinícola de Canarias.

Cinco productos de Gran Canaria que no pueden faltar en la mesa
4. Chorizo de Teror, emblema de Gran Canaria

Pensar en el hermoso municipio de Teror es pensar en el embutido más famoso de Canarias, el chorizo de Teror. Tradicionalmente elaborado por los campesinos, cuando era tradición criar cerdos, ahora ha pasado a elaborarse en las carnicerías. Siguiendo el método heredado de los antepasados, el chorizo de Teror es una pasta muy fácil de untar, elaborado con las partes más sabrosas del cerdo como los cachetes, las pancetas y las paletillas. Más allá del célebre bocadillo de chorizo, bocado casi obligado si se visita la tierra de la Virgen del Pino, cada vez más cocineros lo utilizan para la realización de numerosos platos.

Cinco productos de Gran Canaria que no pueden faltar en la mesa
5. Ron miel, el licor tradicional con acento canario

Elaborado a partir de ron, aguardiente de caña, aguardiente de melaza de caña, agua potable, azúcares, extractos vegetales y un mínimo del 2% en volumen de miel de abeja, este licor tiene un origen muy popular en los hogares de Gran Canaria. Su consumo y elaboración han ido variando gracias a la aparición de las empresas productoras de ron, que respetando el método tradicional, lo elaboran y comercializan de manera masiva.