Gianluca Vacchi.

Un gamberro con causa

A sus 52 recién cumplidos, Gianluca Vacchi sigue empeñado en dotar de sentido filosófico a su disparatado estilo de vida

ARANTZA FURUNDARENA

Detrás de este tipo de cuerpo aceitado y piel hipertatuada que baila permanentemente sobre la cubierta de un yate como si no hubiera un mañana, se esconde un filósofo. Es más, puede que Gianluca Vacchi sea el frívolo más profundo e intenso del verano. Lo que se dice un gamberro con causa. Basta con seguirle en sus redes para constatar que lo suyo no es pasarlo en grande... O bueno sí, pero siempre por el bien de la humanidad, para conseguir un mundo supuestamente mejor... «Podemos perdonar fácilmente a un niño por tenerle miedo a la oscuridad, la verdadera tragedia en esta vida es cuando un adulto le tiene miedo a la luz», predica Vacchi desde su Instagram citando a Platón.

El empresario y dj italiano tiene a sus 52 años una novia de 27 ostensiblemente embarazada, un perro llamado Gordo, 17 millones de seguidores en Instagram, yate, lancha rápida, una finca en Bolonia, su tierra natal, y desde hace unos días una espectacular mansión en Miami valorada en 21 millones de euros... Pero eso para él son fruslerías. Su verdadera pasión es la metafísica, dejar huella en este mundo a través de una peculiar filosofía de vida. «Recuerda que no tomar una decisión ya es una decisión –escribía hace unas semanas–. Quiero transmitiros una cita que a mí siempre me ha inspirado: 'Un día, el miedo llamó a mi puerta. Entonces, el valor fue a abrir y se encontró con que no había nadie'. Martin Luther King».

Bailecito en bañador

Este singular italiano, mezcla de Confucio y Tony Manero, celebró el pasado 5 de agosto su cumpleaños con un narcisista 'Happy Birthday to me' y, cómo no, marcándose un bailecito en bañador. Su prometida, la venezolana Sharon Fonseca, es una modelo, actriz, influencer y empresaria que también está empeñada en dotar de un sentido filosófico a todo lo que vende. «En mi marca de accesorios quiero que cada uno tenga un significado, una historia, que la gente se sienta especial con ellos –explica–. Uno representa el amor, otro la paz». Está claro que mística y marketing empiezan por la misma letra. Desde que está con Vacchi, Fonseca ha acumulado más de millón y medio de seguidores en las redes y el vídeo en el que la pareja anunciaba el embarazo ya ha superado once millones de visualizaciones.

La lujosa residencia que Vacchi y Fonseca se disponen a estrenar en Florida es obra del arquitecto estadounidense Max Strang y se eleva cuatro metros sobre el mar en la exclusiva Sunset Island de Miami. Vacchi ya disponía de un rutilante ático en la misma ciudad de más de 600 metros cuadrados. Lo compró por seis millones de euros en 2016 y el pasado abril lo puso a la venta por algo más de nueve millones. Pero ese ático vendría a ser un pisito de proteccion oficial comparado con el nuevo chalé, con su propio embarcadero, casi 1.200 metros cuadrados construidos, una terraza de más de 600 e imponentes vistas a la bahía de Kay Biscayne... Si Platón levantara la cabeza y viera que quien predica hoy sus enseñanzas es un millonario tatuado, hortera y danzarín, tal vez en lugar de la alegoría de la caverna escribiría la alegoría del casoplón.