La madrina, la elegante Olivia de Borbón.

Francisco de Borbón se casa con Sophie Karoly en la catedral de Sevilla

Olivia de Borbón ejerció de elegante madrina con su hermano

JOAQUINA DUEÑAS

Este fin de semana se ha congregado parte de la jet-set marbellí en la catedral de Sevilla para asistir al enlace de Francisco de Borbón con Sophie Karoly. El novio llegaba al templo acompañado por su hermana, una elegante Olivia de Borbón. La madrina llevaba un vestido verde esmeralda de Roberto Diz a juego con las bandas del uniforme de Gran Maestre de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén que llevaba el novio. Después de un 2020 aciago en el que los Borbón perdían primero a su hermana Cristina, que fallecía con apenas 44 años en un accidente, y solo un mes después a su madre, Beatriz von Handerberg, la familia ha podido reunirse para celebrar una buena noticia.

La novia se hacía esperar y llegaba una hora después con un voluminoso vestido nube con escote corazón y un larguísimo velo. Otro de los protagonistas del enlace fue el hijo de la pareja, de cuatro años, ataviado con el mismo uniforme que su padre. Entre los invitados, además de la familia de los novios, con el duque de Sevilla, padre del novio, Francisco de Borbón Escasany; el cuñado, Julián Porras-Figueroa; o el primo, Alfonso de Borbón; amigos de la pareja como Hubertus von Hohenlohe, Manuel Martos, Thomas Kramer o Israel Bayón.

La ceremonia religiosa estuvo precedida por una preboda flamenca en la que vimos al novio vestido de corto con zapatillas de deporte y a ella, con un vestido blanco satinado, ceñido y tocado con volantes. El encuentro fue en el patio principal de Casa Pilatos, un palacio del siglo XV perteneciente a la Casa de Medinaceli.