Aitor Ojeda, gurú de la vida sana a través de las redes

Nacido en Gran Canaria, Aitor Ojeda es uno de los entrenadores personales españoles más seguidos en las redes sociales, donde comparte a diario vídeos de ejercicio y de recetas que llegan a todos los públicos para promover la vida sana.

MARTA RAMOS

Veintiún días es lo que se tarda en adquirir un hábito y noventa en conseguir un estilo de vida. Esa es la premisa de Aitor Ojeda, un joven grancanario que se encuentra entre los entrenadores personales españoles más populares en las redes sociales. Camino de alcanzar los 20.000 seguidores en Instagram, Ojeda se cuela a diario en miles de pantallas en toda España a través de sus publicaciones, en las que recomienda ejercicios para estar en forma o recetas ricas, saludables y al alcance de cualquiera, como una hamburguesa en la que el pan se sustituye por tomate y las papas fritas por batata al horno.

Con siete años de experiencia en el sector, Aitor Ojeda, licenciado en Educación Física por la ULPGC, emprendió hace dos años su proyecto con el objetivo de llegar a personas que por distintas circunstancias no entrenan, pero también para concienciar a la sociedad de la importancia de llevar una vida activa y una alimentación equilibrada. «¿En qué momento intento llegar a más gente? Cuando me doy cuenta de que mis horas de trabajo no dan para más, y, sobre todo, viendo el problema que hay de sobrepeso en la población. En Internet hay mucha información y a la vez, desinformación. Hay muchos métodos para perder peso, como comer solo pollo con piña... Viendo todo esto, intenté llegar a personas que no pueden pagar un entrenador, que no les apetece o que no tienen tiempo para ir al gimnasio», explica Ojeda.

Su metodología online es poco tradicional. Comparte en sus redes sociales ideas para estar en forma, pero también tiene una web para clientes. En ella propone un plan que combina entrenamientos para practicar en cualquier lugar, que no duran más de 30 minutos, y una dieta personalizada. El programa, que se llama 21 90, no solo se enfoca a la pérdida de peso sino también al aprendizaje de hábitos ya que, para Ojeda, lo peor es obsesionarse con los kilos. «A partir de los 21 días el cliente termina la fase de acostumbrarse a entrenamientos exigentes y comidas. A los tres meses, si sigue el plan, se consiguen los objetivos. Después de ese tiempo, la idea es que cada uno siga por su cuenta porque lo interesante es que haya un proceso de aprendizaje de hábitos saludables y sean independientes», desgrana.

La prohibición de alimentos no entra en sus planes porque «hay que vivir y disfrutar también». La idea de todo es que haya un aprendizaje, obviamente también obtener resultados, pero si la actitud es ‘no puedo comer, estoy a dieta’, esto provoca estrés y al final se acaba haciendo lo contrario». Para esos momentos en los que los compromisos sociales obligan a romper rutinas, Ojeda apunta que no hay porqué privarse, pero sí controlar. «Un error que comete mucha gente que quiere perder peso es que de lunes a viernes se mata a entrenar pero siempre están igual o incluso peor y el problema está en la alimentación. Piensan que la semana es de lunes a viernes, pero es de lunes a lunes. Si te cuidas y luego el fin de semana comes y bebes sin control influye en lo que has hecho de ahí para atrás. Hay que disfrutar, si vas a cenar no vas a dejar de comer, pero si ese día has llevado bien las comidas y compensas, creo que se puede llevar súper bien», argumenta. Por ello, recomienda equilibrar la comida el día antes y el día de después con proteínas y verduras y estar en activo.

¿Es caro comer bien? Ojeda asegura que es posible una alimentación equilibrada sin grandes desembolsos. «Yo la mayoría de las veces compro en diferentes sitios y voy cambiando. Es verdad que comer solo ecológico es caro, pero por suerte, cada vez hay más opciones», comenta. Lo que sí es inexcusable es cuidarse, un hábito de fácil alcance con sus cinco mandamientos. Para gozar de una vida saludable el experto propone cinco consejos fáciles de seguir. El primero de ellos es ser activos y practicar ejercicio intenso al menos cuatro veces por semana. «Por ejemplo, puede ser una rutina HIIT de 30 minutos, que es lo que hago yo cuando voy al gimnasio. El resto de días es recomendable caminar o montar en bicicleta». Hacer cinco comidas al día es su segundo pilar. «Hay que intentar mantener el cuerpo activo y con cinco comidas haces que el metabolismo trabaje continuamente», argumenta. Beber dos litros de agua al día es otra de sus claves. El penúltimo mandamiento es eliminar los azúcares y cuidar al máximo la alimentación, «sin dejar de comer ni comérselo todo». Por último, hay que disfrutar del proceso: «Hay que intentar aprender porque al final es un estilo de vida».

sus recetas favoritas

Aitor propone algunas de sus recetas favoritas que demuestran que llevar una alimentación sana no debe suponer renunciar a nada. Uno de sus desayunos preferidos son los pancakes. Se trata de una receta en la que sustituye la harina tradicional por la avena. Las tortitas, hechas con huevo y bebida vegetal, las combina en este caso con yogur 0% y fresas, una receta libre de azúcar que aporta toda la energía necesaria para empezar el día.

Para esos días en los que apetece comer una hamburguesa, Ojeda propone una alternativa muy saludable, una variación en la que sustituye el pan por tomate en rodajas y las papas fritas por batatas al horno. La receta propuesta es con pollo mezclado con remolacha, cebollinos y espinacas que condimenta con curry y mostaza dijon. El queso es parmesano.

Este entrenador personal utiliza una gran variedad de alimentos en sus platos y su clave está en cómo se combinan. En su receta de la ensalada hawaiana poke bowl mezcla fideos de arroz, atún rojo, sésamo negro, salsa de soja baja en sodio, crema de cacahuete, limón exprimido, cebolleta, aguacate y pistachos.

¿Por qué privarse del chocolate si se puede tomar de manera saludable? El porridge es un desayuno de origen británico que estáde moda. Está hecho a base de avena y bebida de arroz. Aitor Ojeda le añade plátano, proteína vegana, canela, cacao y chips de chocolate, ingredientes que le aportan mucho sabor y lo convierten en una opción muy nutritiva.