Las Kardashian.

Adiós al fenómeno televisivo de las Kardashian

Las hizo famosas y millonarias pero Kim, la líder del clan, ha decidido dejar de emitir su vida en directo en un formato histórico y comercial

PILAR VIDAL

Este fatídico 2020 pasará a la historia televisiva como el final del 'reality' de las Kardashian. Ha sido la propia líder del clan, Kim Kardashian West quien ha anunciado el cese de un formato que revolucionó el género y las redes sociales recreando, durante 14 años, las peripecias de una dinastía que ha hecho de su vida una fortuna y ha servido de inspiración a millones de espectadores y seguidores de todo el mundo. La vida real del clan supera a cualquier guión de ficción. Kim es la hija predilecta de la audiencia, amiga de Paris Hilton y una de las 'pijas' más célebres del momento. Tiene 188 millones de seguidores en Instagram. Y ella, a su vez, sigue a unos cuantos: en concreto a 80 privilegiados.

Khloé tiene 122 millones; Kourtney, 101. Sus perfiles son máquinas de promoción de un estilo de vida, de una forma de consumir, de lucirse, de operarse, de gastar indecentes cantidades de dinero en fiestas, viajes, joyas... Kim factura unos 550.000 euros por cada 'post'. Su madre no cuelga una foto por menos de 70.000, como confesó en una entrevista a la CBS. El trasero es la joya de la corona Kardashian. Esa prominente parte de su anatomía es ya imagen de marca. Ha sido portada de la revista 'Paper', cuya web recibió 50 millones de visitas en un sólo día para ver su posado.

Kim hizo de su culo la inspiración de una línea de productos con su forma (desde ambientadores a fundas de móvil). En junio, anunció la venta del 20% de su empresa KKW por más de 150 millones de euros. La revista 'Forbes' la incluyó en el selecto club de las milmillonarias, grupo del que su hermana pequeña Kylie había sido expulsada por 'inflar' su negocio. Decidida a que no desprestigiaran su nombre, la 'influencer' logró que la nombraran «la mejor pagada».

Otro miembro de la familia que ganó popularidad con el tiempo fue Bruce Jenner, el padre que confesó en 2005 en un programa de televisión que tenía «alma de mujer» desde que nació. La entrevista fue en abril, y en junio estrenaba nombre de mujer, Caitlyn, en la portada de la revista 'Vanity Fair'. Nunca antes se había abordado el tema de la transexualidad, con tanta naturalidad. El último en acaparar la atención mediática ha sido el marido de Kim, el rapero Kanye West, que anunció hace unos meses su candidatura a la presidencia de Estados Unidos. Y_la prensa política se ensañó con él, que ha reconocido problemas de salud mental.

Y una ex niñera que no apareció en el reality, aunque se encargó durante años de cuidar a los nueve pequeños del clan –los cuatro de Kim, tres de Kourtney, uno de parte de Kylie y otro de Khloé– ha escrito el libro 'Malibu Nanny' (Niñera de Malibú), en el que desenmascara las miserias de la televisiva familia y señala a la matriarca del clan, Kris Jenner, como la impulsora de todo el éxito y la que más disfruta con la fama.