Manolo Márquez y Bernardino Tamames superan el coronavirus

04/04/2020

El exentrenador de la Unión Deportiva Las Palmas se encuentra aislado en una habitación de su casa desde hace 13 días y mañana espera recibir el alta, mientras que el excapitán del Herbalife Gran Canaria estuvo durante nueve días en la UCI y se recupera en el hospital de la Vall d’Hebrón

El coronavirus golpeó con fuerza a dos nombres relacionados con el pasado de la Unión Deportiva Las Palmas y el Club Baloncesto Gran Canaria: Manolo Márquez y Berni Tamames. Pero lo peor ya pasó y ambos se recuperan poco a poco tras tumbar al Covid-19.

Márquez, quien entrenó y subió al filial amarillo a la Segunda B en la temporada 2016-2017 y empezó la 2017-2018 al frente del primer equipo, pero dimitió en septiembre, recuerda que «el sábado 14 de marzo me empecé a sentir mal. Como doy clases, cojo el transporte público y estoy en contacto con mucha gente, y me empecé a sentir mal cuando llegué a casa. No salí y empecé a encontrarme mal y de golpe tenía 38 de fiebre, que se prolongó entre 11 y 12 días con 38 y 39.7 con tos seca».

«Ahí me puse en contacto con las asistencias sanitarias que me instaron a que me quedara en casa y, si tenía problemas respiratorios que acudiera a urgencias, pero no los tuve y, al final, ha pasado como si fuera una gripe larga, aunque en este caso muy pesada que te deja con muy mal cuerpo y sin ganas de nada», argumentó en los micrófonos de la Cadena Ser.

El técnico barcelonés, de 51 años y que espera recibir el alta mañana, aunque tendrá que estar unos cuantos días más en confinamiento para evitar contagios, agregó que «lo he pasado lo más solo posible y, por eso, estoy en casa de mi hermana, que es la que realmente me lo está haciendo todo. Estoy esperando a que la semana que viene me den alta y más adelante poder salir un poco, aunque sea solo para bajar al supermercado o para ir a la farmacia»

Tras combatir esta pandemia, que se cobró la vida de otro expreparador de la Unión Deportiva como Benito Joanet, Márquez piensa que «lo bien que se habla de los sanitarios es muy poco y, por eso, lo más rabia que me da es no poder salir cada día al balcón para aplaudirles. Se lo están jugando todo y, desgraciadamente, contamos con unos cuantos sanitarios muertos en nuestro país porque lo están dando todo por nuestra salud».

Asimismo, el profesional catalán considera «lamentable» que se hable de fútbol en este momento porque apuntó que «a cualquier persona le preguntas su preferencia y el 99% te responde que la salud».

«Cuando escucho que si los clubs pueden perder muchos millones, es algo que no logro entender. Tengo claro que de Segunda para abajo no creo que se inicie el fútbol y veremos lo que pasa en Primera y en Segunda, aunque a la mínima que exista un solo positivo se debería parar todo».

Por su parte, Berni Tamames, quien defendió la camiseta del Granca durante cuatro temporadas (1996-2000), destacó por su carácter y liderazgo tanto en su primera campaña en la isla en el regreso a la elite nacional como en el cierre de su ciclo con la histórica primera clasificación para la Copa del Rey y competir en el Playoff en el año 2000, convirtiéndose con el paso de los cursos en uno de los capitanes del bloque de Manolo Hussein.

El caso del exjugador barcelonés, de 46 años y miembro de la guardia urbana de Lleida, es más delicado y, aunque ya se encuentra estable en planta, se mantiene ingresado en el Hospital Vall de Hebron de Barcelona, tras superar nueve días en la UCI, de los cuales tres sin conciencia, desde que el 7 de marzo dio positivo por coronavirus, siendo trasladado luego de Lleida a Barcelona por empeorar una neumonía pulmonar.

«Quizás haber hecho deporte y estar en forma me ha ayudado a superar una situación crítica, pero si yo he podido cualquiera puede hacerlo también», indicó al Diario de Lleida, al tiempo que el exclaretiano lanzó un mensaje «de fe, esperanza y ánimo. Esto se puede superar, este partido se puede ganar».