Los desconocidos ‘beatles’ que veranearon en Tenerife

El año que viene se cumplen 55 años de la estancia de tres de los cuatro beatles en Tenerife. No es una fecha usual para conmemoraciones, pero la diputada socialista María Victoria Hernández cree que es justo que como a Humboldt, a Unamuno o a Agatha Christie se recuerde su visita a las islas y, además, se les otorgue el título de visitantes ilustres.

ROSA RODRÍGUEZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El 29 de abril de 1963, Paul McCartney, Ringo Starr, George Harrison aterrizaban en Tenerife. Eran tres de los cuatro componentes del grupo de rock británico Los Beatles, junto a John Lenon, y en aquella época apenas se les conocía en Gran Bretaña. Llegaron a la isla para disfrutar de unas merecidas vacaciones después de grabar su primer álbum Please, please me que unos meses más tarde los catapultaría la fama mundial.

Aquellos 10 días en Tenerife posiblemente fueron los últimos que vivieron como personas anónimas, tres turistas británicos más en una ciudad que se abría al turismo de masas. Tan poco conocidos eran que ni el gerente de las piscinas del Lido de San Telmo les permitió actuar, diciéndoles algo así como que «la música aquella no se entendía en Tenerife», decía este viernes la diputada socialista María Victoria Hernández durante la defensa de la proposición no de ley en la que pedía, y así lo aprobó la Comisión de Turismo del Parlamento de Canarias, que se nombre a Los Beatles visitantes ilustres de Canarias aprovechando que en 2018 se cumplen 55 años de la visita de los tres beatles.

Paul, Ringo y George llegaron a Tenerife casi que empujados por el músico, diseñador y fotógrafo alemán Klaus Voomann, donde su padre tenía una casa en Los Realejos. Lenon también cogió vacaciones, pero fue a Torremolinos.

La diputada socialista cree que la visita de aquellos «tres loquitos» a Tenerife merece idéntico reconocimiento del que gozan el naturalista Alexander von Humboldt, las novelistas Agatha Christie y Sanmao o Miguel de Unamuno, algo con lo que no estuvieron de acuerdo ni el diputado de CC Juan Manuel García-Ramos, ni la de Ponemos, Natividad Arnaiz, ni menos aún el diputado del PP Agustín Hernández, que presentó una enmienda para que, si acaso, sea el Cabildo de Tenerife y los ayuntamiento de Puerto de la Cruz y Los Realejos quienes conmemoren aquella visita.

Finalmente todos aprobaron la iniciativa, por muy «arriesgada» y «provinciana» que la consideraran. Ahora toca que el Gobierno recoja el guante, nombre a los Beatles visitantes ilustres, organice «un acto institucional al que sean invitados Ringo Starr y Paul McCartney, únicos componentes con vida de la mítica banda» y cree y promueva una ruta por los lugares que visitaron.