Coronavirus

La UD presenta un Erte pero respetará los salarios

30/03/2020

El club anuncia esta medida que afecta a la totalidad de la plantilla deportiva y trabajadores no deportivos de la entidad.

ETIQUETAS:

La Unión Deportiva Las Palmas ha solicitado a la autoridad laboral la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), por causa de fuerza mayor, que afecta a la totalidad de la plantilla deportiva y no deportiva de la entidad. El Club complementará la parte del salario que no cubra el Estado para que los empleados mantengan el 100% de su salario.

La UD Las Palmas ha comunicado a su personal deportivo y no deportivo que solicitará a la autoridad laboral un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), en el contexto de la gravísima crisis sanitaria, económica y social, derivada de la pandemia del Coronavirus (COVID-19), por la que miles de personas han fallecido en nuestro país y decenas de miles han sido contagiadas.

Es la segunda vez en el plazo de doce días que el Club comunica a sus empleados la misma intención, de la que desistió la semana pasada ante la duda de si la entidad podía complementar la remuneración para que ningún trabajador perdiera poder adquisitivo.

Resuelta la duda a favor de los intereses de los empleados de la entidad, el consejo de administración decidió reanudar los trámites para solicitar la suspensión temporal de empleo de aquellos trabajadores que, por las circunstancias sin precedentes que nos rodean, no pueden prestar sus servicios al Club, o la reducción de jornada al 30% de su horario habitual para aquellos empleados de los que la entidad requiere su competencia para seguir en funcionamiento. Este segundo apartado engloba a la plantilla deportiva profesional del primer y segundo equipo, sus cuerpos técnicos, directivos deportivos y no deportivos y personal de administración.

El pasado 14 de marzo, el Gobierno de España dictó el Real Decreto-Ley 463/2020, de 14 de marzo, por el que se decretó el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, en virtud del cual, y entre otras muchas medidas, se acordó la suspensión de las actividades deportivas, en general, y el obligatorio cierre temporal de las instalaciones destinados a dichas actividades, entre ellos, campos de fútbol y estadios, como medida para evitar la propagación del virus.

Junto con la referida declaración del estado de alarma, que afecta a todos los clubes y actividades deportivas del país, a nivel autonómico se han dictado diferentes normas, órdenes y decretos, en virtud de los cuales se acordó la suspensión o aplazamiento de actividades colectivas en el territorio de la Comunidad Autónoma de Canarias, así como el cierre temporal de las instalaciones destinadas a actividades deportivas.

Por ello, la UD Las Palmas se ve obligada a iniciar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor derivada del COVID-19, ante la autoridad laboral competente.

El consejo de administración expresa su deseo de que la lucha contra esta pandemia sin precedentes se libre con rigor, anteponiendo en nuestra instancia más próxima la protección de la salud de todos sus empleados y, por extensión, de todos los aficionados a la UD Las Palmas y a este deporte, así como de la ciudadanía en general.

Asimismo, el Club agradece la buena predisposición de todo el personal al comprender que es tarea de todos colaborar en el intento de salvar esta situación inimaginable hace pocas semanas, con una evolución aún incierta.